El presente y el futuro de la LNB

 Listin Diario                                                                  25   Mayo 2017


  • El presente y el futuro de la LNB
Alex Rodríguez
rodriguezalexandro@yahoo.es / alex.rodriguez@listindiario.com
@rodriguezalex16
Con la inauguración de una nueva temporada de la Liga Nacional de Baloncesto (LNB), los periodistas de El Deporte de LISTÍN DIARIO se hacen la misma pregunta de cada año. Cual es su esperanza de vida. La respuesta es la misma: mientras los dueños de las franquicias estén dispuestos a suministrar los recursos para su organización.
Lamentablemente la República Dominicana no tiene el suficiente desarrollo económico como para que sus ligas deportivas profesionales, o las que más se acercan a tal definición, tengan el sustento como para convertirse en negocios rentables y multiplicadores de capital.
En los Estados Unidos, el ejemplo más socorrido, palpable y cercano, las ligas deportivas profesionales son verdaderos negocios, en primer lugar. Estructuras organizadas con el fin de dar un espectáculo atractivo a los miles de fanáticos que asisten a las inmensas canchas y que consumen el producto. También sirven como fuente de distracción y entretenimiento. Además de constituir una disciplina deportiva.
En RD con los sueldos tan deprimidos que tienen la mayoría de sus trabajadores sería imposible de sustentar sobre la base de la compra de una taquilla que valga lo que cuesta poner en la cancha todo el personal para ofrecer el espectáculo señalado.
Es por eso que la LNB y otras experiencias de tal sentido deben estar basadas en la voluntad expresa de una serie de empresarios que, por una razón u otra, entienden que tienen un compromiso social de aportar a las mejores causas del país, abatido por toda clase de males sociales, corrupción, impunidad, inseguridad ciudadana y un largo etcétera.
El deporte, cual departamento de juguetería de la vida humana, sirve como válvula de escape para, en un par de horas, dejar de pensar en los grandes problemas que se ciernen sobre las cabezas de los dominicanos.
Y también, desgraciadamente, tendrá que seguir sustentada por los aportes públicos, insuficientes y dejados caer como migajas por algunos funcionarios que, por simpatía, amistad o coyuntura, liberan ciertos recursos para consumar los torneos de diversa índole y disciplina.
Pero es una obligación estatal apoyar el desarrollo pleno de sus cuidadanos y no hay una mejor manera que hacerlo a través del deporte. Es la mejor manera de llegar a los más necesitados y es una vía para mejorar la salud, la educación, la economía, etc. de todos. Lástima que las autoridades nunca se han dado cuenta de esa gran oportunidad que han dejado pasar. Y lástima que los encargados de ponerlos al tanto de la situación tampoco cumplan con su deber.
El octavo torneo de la LNB llega en una coyuntura especial más temprano debido a los compromisos internacionales y con una alta expectativa, muchos cambios, nuevos atractivos en el plano de la competencia. Lejos van quedando, con el paso del tiempo, los orígenes de la Lidoba (2005-2008), esfuerzo de valiosos hombres y mujeres que, sin los recursos de ahora, pusieron la base sobre la que hoy se sustenta la LNB. Este es el presente, el futuro solo podrá ser determinado por cómo se manejen las coyunturas actuales y la capacidad de los organizadores y dueños de las franquicias.
FASTBREAKS.- Siguiendo con el tema de los campeonatos ganados en partidos en tiempo extra, en 2004 en Santiago el Sameji se coronó en seis partidos ante el Pueblo Nuevo en un encuentro que se extendió a tres tiempos extra. Joel Ramírez y Marlon Martínez reforzaron a los campeones, mientras que Jack Michael Martínez y Richard Ortega estaban en el lado del CPNÖ Por cierto en un quinteto Todos Estrellas de por vida de la Lidoba-LNB podrían estar Ramírez como armador, Kelvin Peña como guard tirador, Reggie Charles como delantero rápido, Edward Santana como delantero de poder y Marlon Martínez como centro... El intenso año del baloncesto tiene ahora la Liga Nacional de Baloncesto Femenino, la LNB y el próximo mes el Centrobasket U-17 en el Pabellón de Voleibol del Centro Olímpico. Ojalá que la experiencia como presidente del Comité Organizador para Fernando Hasbún de ese certamen no sea tan “traumática” como la del Centrobasket de mayores de 2010 en el cual tuvo un cargo similar.