Este padre perdió más de 30 kilos. Y su método es eficaz y razonable

Msn                                                                                    26 de  Mayo 2017

© Proporcionado por El ConfidencialEl antes y el después de Gates García. (RRSS)© Externa El antes y el después de Gates García. (RRSS)
Gates García, de 32 años, se ha considerado un hombre sano desde que era joven. En la universidad, jugaba al fútbol, levantaba pesas... pero siempre ha tenido más grasa que músculo. De hecho, cuando acabó la carrera, en 2008, pesaba 115 kilos, 254 libras, (imagen de la izquierda). Tenía dificultades para practicar deporte: tuvo que convencer a su entonces entrenador para que le dejara salir al campo, pues su presión sanguínea era demasiado alta. Su dieta se reducía a pizza y cerveza.
A los 22 años intentó ponerse en forma. Probó las dietas de moda, pero ninguna le dio los resultados que quería. Para el día de su boda, hace 6 años, consiguió bajar a 103 kilos, pero no era suficiente. Tomaba pastillas para la presión arterial y sus niveles de colesterol aumentaban sin cesar. Finalmente, hubo algo que le hizo tomarse en serio su pérdida de peso: la paternidad. "Mi esposa me dijo que estaba embarazada. En ese momento, me encontraba bebiendo un cóctel. Rápidamente, lo vacié por el desagüe y juré que era 'ahora o nunca'. Mi lema era: "Si no puedo cuidarme, no puedo cuidar de un niño", asegura a 'Men's Health'.
Entonces, se puso manos a la obra. Se olvidó de los regímenes de moda y buceó en libros y revistas de nutrición. Tropezó con los beneficios cardiovasculares que prometían las dietas vegetarianas. Después de leer sobre el tema, decidió darle una oportunidad, así que dejó la carne, los productos lácteos y los huevos, y comenzó a tomar muchas verduras y pescado.
García comenzaba su mañana con un tazón de avena mezclado con dos cucharadas de polvo de proteína vegana, cubierto con muchas moras. Para comer, tomaba una ensalada gigantesca, con una amplia variedad de verduras y judías. Unas tres veces por semana, comía pescados asados, así estaba seguro de obtener toda la proteína, grasas sanas y omega 3 recomendados.
El deporte, fundamental
Además de la dieta, este padre comenzó a correr dos o tres días a la semana. "Todo lo que necesitas es un par de zapatillas, no tienes ni que pagar el gimnasio, así que no hay excusa", asegura. Le fue más que bien; además, cuanto más adelgazaba, menos pesaba y, por tanto, más rápido y ligero corría. Sin buscarlo, García mejoró su fuerza y ​​resistencia tanto que hasta corrió un maratón el pasado año, algo que veía imposible antes.
Más tarde, comenzó a hacer deporte con un entrenador personal e incorporó nuevos deportes a su vida: ciclismo, jogging, entrenamientos HIT y ejercicios de musculación clásicos como pesas y sentadillas.
Actualmente, y tras llevar una vida sana y hacer ejercicio moderado pero constante, García pesa 84 kilos, 185 libras, es decir, ha adelgazado 31. "Mi motivación ha sido mi hija, y el deseo de querer estar con ella por mucho tiempo", confiesa. "Honestamente, me motiva mucho también mirar fotos e historiales médicos antiguos, porque es como si viera a un hombre desconocido y diferente que nunca volveré a encontrarme".
Para acabar, este padre todoterreno da un consejo clave: "Ten constancia, establece objetivos a muy largo plazo y encuentra algo que consideras imposible de hacer, y hazlo".
Más en MSN:
25 increíbles superalimentos para combatir el resfriado
Beat the bugs: Sniffles, sneezing, aches and pains – sound familiar? With the average adult catching three colds a year, each lasting nine days, you’ll need all the help you can get to ward off that pesky virus. Try these food heroes and banish the bugs naturally.