Particularidades del riesgo cardiovascular en las mujeres

Listin Diario                                                                                      26 de  Mayo 2017



  • Particularidades del riesgo cardiovascular en las mujeres
Dr. Ernesto Díaz Álvarez
Director, Asociación Instituto Dominicano de Cardiología
Durante muchos años y aún en la actualidad, las mujeres prestan una gran prioridad al cuidado de sus mamas y descuidan en ocasiones el chequeo de su corazón. Hasta hace unos años consideraban que solo los hombres se enfermaban del corazón y parecían desconocer que de cada tres mujeres que mueren dos son a causa de enfermedades cardiovasculares y una por cáncer, y que existen diferencias en las manifestaciones clínicas en el hombre y la mujer.
Hay algunas particularidades del sexo femenino que no se justifican por la protección que le confieren las hormonas femeninas, y que es importante tener presente.
ï Las mujeres con hipertensión arterial presentan más derrame cerebral, más hipertrofia o crecimiento cardíaco e insuficiencia cardíaca diastólica.
ï La prevalencia de hipertensión arterial es mayor en las mujeres que han tenido valores más elevados de presión arterial en embarazos previos.
ï Con frecuencia presentan dislipidemia, caracterizada por el aumento de triglicéridos y descenso del colesterol bueno (HDL), pero luego de la menopausia aumentan las cifras del colesterol total.
ï Son más propensas a presentar complicaciones trombóticas, tanto durante los embarazos como en la menopausia, pues desarrollan, alteraciones de la actividad plaquetaria de los factores de la coagulación y la actividad fibrinolítica.
ï Son más sedentarias que los hombres y favorecen la obesidad, además generan más ansiedad y estrés. En las últimas décadas las mujeres jóvenes han aumentado significativamente el hábito tabáquico y hoy se considera el factor de riesgo más preocupante.
ï La concentración de estrógenos en la composición de la placa de ateroma y en la función vascular de los pequeños vasos, ejercen gran influencia, lo que determina que la enfermedad coronaria no obstructiva sea más frecuente.
Estas características y otras condiciones han llevado al desarrollo de guías de estratificación de riesgo, especiales para mujeres.