05  de  Junio 2017


JUAN BAUTISTA CAMBIASO
Declarada la independencia dominicana en febrero de 1844, la Junta Central Gubernativa ordeno tomar el puerto de Santo Domingo y  hacer presos a todos los navíos haitianos que allí estuviesen.
Días después también esta Junta  le solicito a  banilejo Juan Alejandro Acosta, persona experimentada en actividades navales, que partiera en la goleta Leonor a buscar a Curazao al fundador de la Trinitaria, Juan Pablo Duarte. Ya a mediados del mes de marzo el patricio se encontraba en Santo Domingo.
Por otra parte el presidente haitiano Charles Herard al oír de la revuelta, organizó  su ejército para una invasión al este y someter a los “rebeldes”.  Pero la  historia fue otra…
El 19 de marzo se da en Azua un combate entre las tropas de los generales haitianos Herard y Souffrant y las dominicanas, siendo este el primer enfrentamiento de gran importancia en el proceso independentista dominicano. Los nombres de  Antonio Duverge, Vicente Noble, Matías Vargas, Jose Leger, Federico Martines, Lucas Días, Gean Cerara entre otros, todavía “resuenan” en la memoria de los dominicanos. Alcanzaron la gloria !!!
Para la fecha, el almirante francés De Monges advirtió la presencia de algunos bergantines y goletas haitianos que trataban de llegar a la zona de Azua  y reabastecer de alimentos y armas/municiones a su ejército. De Monges le sugirió al gobierno enviar todas las embarcaciones  de Santo Domingo a la bahía de Ocoa para enfrentar a la flota enemiga. Así se hizo.
Los haitianos quedaron aislados en aquella ciudad sureña, intentaron avanzar luego, pero fueron derrotados de nuevo por Antonio Duverge y Felipe Alfau el 13 de abril en la batalla de El Memiso.


La Junta Gubernativa le pidió al genoves Juan Bautista Cambiaso organizar la flota de defensa dominicana para proteger las vecindades marítimas de Azua y así evitar el subministro de equipo al enemigo.


Cambiaso   al mando de la embarcación  “Separación Dominicana”, sumo a su flota   a los capitanes  Juan Bautista Maggiolo (compueblano de el)  y al  dominicano  Juan Alejandro Acosta para la acción armada.

Maggiolo comandaría la goleta Chica Maria aportada a la causa por los hermanos catalanes Ginebra Pou,  y Acosta la San José (antigua Leonor), entregada por el comerciante ingles Abrahán Cohen. 


Juan Bautista Cambiaso se baño de gloria en Puerto Tortuguero el 15 de abril de 1844 cuando en un enfrentamiento de dos horas derroto las naves enemigas haitianas Pandora, La Mouche y Signifie.

Terminada la gesta militar de 1844, y dado el golpe de estado que llevo de nuevo a Pedro Santana al poder, Juan Bautista Cambiaso se vio en la obligación de llevar preso al patricio Duarte a la torre del Homenaje en la ciudad capital.

Al ano siguiente las haitianos volverían a invadir, y en Octubre de 1845 el héroe de la “Batalla de Santiago”  José Maria Imbert  junto a  Francisco Antonio Salcedo enfrentarían de nuevo al enemigo en la batalla de Beler en las vecindades de Dajabon. 

En aquella acción apareció de nuevo Juan Bautista Cambiaso y su grupo (Maggiolo, Acosta y otros mas) bombardeando desdes la fragata Cibao y las goletas y bergantines General Santana, 27 de Febrero, 30 de Marzo, Maria Luisa, Separación, Libertad, Mercedes, etc.  a  Fort  Liberte (Bayaja), lo que genero que el ejercito haitiano no fuera reforzado en Beller, facilitando así a triunfo dominicano.

Los servicios de Cambiaso se requerirían otra vez  cinco anos después  cuando los haitianos volvieron a invadir en 1849 bajo el gobierno de emperador Faustino Souloque.  

La invasión por el sur de mas de 10,000 haitianos estaba comandada por general Jean Francois Jeanott.  Al llegar a Azua el ejército enemigo, Cambiaso y su armada evitarían el paso del enemigo por “el camino de la playa”, lo que hizo desviar a las tropas haitianas a la zona montañosa de la región, lo que por cansancio y logística diminuyo aquel ejercito,  facilitando que Antonio Duverge y sus soldados ganaran la épica batalla de El Numero.

Dos días mas tarde, Cambiaso seguía protegiendo la costa de la bahia de Ocoa, evitando la llegada de apoyo maritimo a los haitianos, lo que facilito también el triunfo del General Pedro Santana y sus colaboradores Ramón, Mella, Antonio Dugerge, Marcos Evangelista, Antonio Abud Alfau sobre los enemigo en la importante Batalla de Las Carreras.


Para 1856  Juan Bautista Cambiaso también participaría en un enfrentamiento con los haitianos en la frontera sur de aquel país, en el del Can/Guancho. Luego intervino en gestiones organizativas y políticas para la guerra de Restauración.

Posteriormente  llego a ser cónsul Dominicano en Italia, y luego regreso a Santo Domingo donde se retiro definitivamente de las actividades militares y políticas, dedicándose al comercio.

Murió en la ciudad primada de América en 1866, a sus 66 anos.

Para mediados del siglo XIX, Italia era muy pobre y con la reorganización política, territorial  y las vicisitudes que allí se pasaba, muchos italianos decidieron emigrar, sobre todo los del sur. Algunos vinieron a la Republica Dominicana.

Así llegarían algunos apellidos connotados hoy, como el de los Vicini, representados por Juan Bautista Vicini Canepa, quien al llegar al país trabajo el la finca de su pariente Luís Cambiaso quien fuera sobrino de Juan Bautista.

Sin lugar a dudas, este procer italiano nacionalizado dominicano, tiene un lugar cimero en nuestra historia independentista y se le considera el fundador de la Marina o Armado Dominicana.



.



Dr. Rony Joubert
Rehabilitacion Bucal e Implantologia