Con Chris Paul no es suficiente

Listin Diario                                                                                          29  de  Junio 2017
  • Con Chris Paul no es suficiente
Alex Rodríguez
rodriguezalexandro@yahoo.es / alex.rodriguez@listindiario.com
Kevin Durant lo logró a la primera. A LeBron James le costó un par de temporadas. Charles Barkley y Karl Malone nunca lo lograron.
Ahora le toca el turno a Chris Paul, el estelar armador Todos Estrellas de la NBA, que llega a los Rockiets de Houston desde los Clippers de Los Angeles a cambio de Patrick Beverley, Lou Williams, Sam Decker y un pick protegido de primera ronda del sorteo del próximo año.
Paul, quien promedia 18.7 puntos, 9.9 asistencias, 4.4 rebotes y 2.3 robos de balón en 12 temporadas, nueve de ellas en las que ha sido convocado al Partido de Estrellas, unirá sus fuerzas con las de James Harden para conformar una de los mejores parejas de guards en la historia de la liga.
Con ambos en la cancha, el dirigente Mike D’Antoni tendrá a dos jugadores capaces de intercambiarse en las posiciones uno y dos y que son un triple amenaza a la ofensiva con lances de distancia, penetraciones o asistencias.
Pero con ellos dos no es suficiente para alcanzar la meta de “derrocar” a los potentes Warriors de Golden State, dueños de la nueva dinastía de la liga.
Al menos otra superestrella (Paul George, Carmelo Anthony o Gordon Hayward) tendría que unirse a la ecuación para poder aspirar al título de campeón.
Los 2 mil de Manuel
Manuel Guzmán, todo un personaje dentro y fuera de la cancha, profesional a carta cabal y un tanto subestimado a veces, acaba de convertirse en el sexto jugador que sobrepasa la barrera de los 2 mil puntos en la historia de la LNB.
Une su nombre a Edward Santana, Manuel Fortuna, Víctor Liz, Kelvin Peña y Reggie Charles en el exclusivo círculo.
Y lo hizo en una gran forma con los 41 puntos que les endosó el martes por la noche a los Reales de La Vega en el polidepotivo de Invivienda, la sede de su equipo, los Soles de Santo Domingo Este que lamentablemente han tenido una mala temporada (2-11).
Guzmán ha labrado una bonita carrera. Sin ser el más atlético de los jugadores ha sabido mantenerse haciendo sus aportes, dentro de sus posibilidades, sin afectar a sus equipos, los que abarcan prácticamente todos los países de América de habla hispana desde México hasta Venezuela, Ecuador, Colombia, Paraguay, Uruguay, entre otros. Tuvo experiencia en el basket colegial de los Estados Unidos (segunda división de la NCAA), así como un paso fugaz por el Imaje Sabadell Gapsa en la Liga Española de Baloncesto (LEB).
Desde el 2006 ha sido un habitual en la selección nacional, siempre que se le ha requerido, y ha cumplido con las encomiendas de sus entrenadores, orgulloso como el que más de representar a su país, a pesar de las bromas que con él hacía el ex capitán, Jack Michael Martínez y los fanáticos que, en la primera parte de su carrera, llegaron a apodarlo “Luz Clarita”. En horabuena y felicidades.
El armador más ofensivo
Como una especie de “microondas”, al estilo de Vinnie Johnson cuando salía de la banca para los Pistons de Detroit en los años de las décadas de 1980 y 1990 en la NBA, Adris De León es un armador de estos tiempos: ofensiva instantánea.
Su más reciente demostración con los Metros de Santiago -21 de sus 25 puntos en la segunda mitad de la victoria del martes por la noche sobre los Titanes del Distrito Nacional- no es más que un recordatorio.
El 11 de agosto del año pasado estableció una marca de la liga con 54 puntos en un partido. Es toda una leyenda en el baloncesto callejero en la ciudad de Nueva York donde llegó a rivalizar con jugadores de la NBA, incluyendo a Brandon Jennings. Ha paseado su talento por la selección nacional en un par de ocasiones y llegó a jugar en Australia, Canadá, España y Puerto Rico.
Manolito Prince le ganó la final del 1974 a Naco con 36 puntos que anotó para San Lázaro. Maíta Mercedes promedió 18 puntos con Los Mina en 1993 cuando fue líder anotador en el Centrobasket. Alberto Ozuna fue primero en puntos (19.1) y asistencias (5.0) con el Bameso en el 2009. Joel Ramírez llegó a promediar 18.2 para los Metros en el 2007. Lolo Regús tuvo 10 campañas consecutivas sobre cifras dobles con San Carlos. Juan Coronado promedió 21.3 en su campaña de MVP con los Reales en 2011. Antes de ser el rey de las asistencias, Boyón Domínguez tuvo 16.4 puntos por partido con Mauricio Báez en 1978.
Pero por la facilidad para atacar de diferentes maneras, en el contraataque, penetración y con lances de distancia, De León puede ser considerado como el armador dominicano más ofensivo de todos los tiempos.
Saber más: