HIIT, el entrenamiento milagro para quemar más calorías en mucho menos tiempo

Msn                                                          28  de  Junio 2017
Un chica realiza una clase de yoga. / EFE.© EFE Un chica realiza una clase de yoga. / EFE.
La mayoría de entrenadores personales aconsejan planes de una hora de ejercicio en cada sesión para tonificar músculos y eliminar grasa. Sin embargo, hay una alternativa sorprendente para reducir drásticamente el tiempo de esfuerzo y mejorar, con mucho, los resultados: el Entrenamiento con Intervalos de Alta Intensidad (HIIT, según sus siglas en inglés).
Se trata de alternar momentos de trabajo intensivo con otros de descanso activo. Y puede realizarse con cualquier tipo de ejercicio (correr, saltar, nadar, pedalear...). Por ejemplo, durante 30 segundos se hace carrera a máxima velocidad para, a continuación, reducir pulsaciones trotando suavemente durante minuto y medio. Después, otros 30 segundos de carrera, y así sucesivamente hasta completar una sesión de 20 o 30 minutos.
Dos estudios científicos han verificado la eficacia del HIIT en la quema de calorías. Investigadores de la Universidad de Colorado (Estados Unidos) sometieron a un grupo de voluntarios a cinco series de 30 segundos pedaleando en una bicicleta estática a máxima potencia y con un nivel de resistencia alto.
Los periodos de recuperación eran de 4 minutos, con pedaladas lentas y baja resistencia, hasta completar una sesión de 25 minutos. En total fueron dos minutos y medio de ejercicio intensivo y el resultado: 200 calorías eliminadas.

9 veces más grasa quemada

El otro estudio, este realizado por expertos del Laboratorio de Ciencias de las Actividades Físicas de Canadá, ofrece conclusiones más contundentes. El objetivo era comparar el efecto del HIIT con el de un entrenamiento de resistencia convencional, como el que se sigue en cualquier gimnasio. Se comprobó que 4 minutos de alta intensidad durante 15 semanas quema 9 veces más grasa que 30 minutos de entrenamiento convencional durante 20 semanas.
La explicación está en el metabolismo. Cuanto más intenso es el trabajo, más tiempo están los músculos consumiendo calorías. El HIIT logra que esa reacción se prolongue hasta 48 horas después de haber finalizado el ejercicio.
Aunque las series de máxima intensidad duren solo unos segundos, el esfuerzo es grande. Por eso se recomienda pasar antes un examen médico para comprobar la capacidad cardiorrespiratoria y evaluar con un entrenador la intensidad requerida según el estado físico. Unas semanas después te habrás convertido en una máquina de quemar calorías.