Kiwi y salmorejo en Thermomix, ¡una explosión de sabores!

Msn                                                       08 de  Junio 2017



Revista ¡HOLA!© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines Revista ¡HOLA!
Hay quien asegura que no existe una receta de salmorejo universal. Sobre todo, porque partiendo de unos ingredientes base, admite una serie de aderezos u otros. En esta ocasión, se puede convertir el salmorejo cordobés en un plato mucho más veraniego añadiendo tan solo una fruta de temporada, como son los kiwis.
En líneas generales, el kiwi es una fruta que, en comparación con otras más recurrentes, no suele aparecer en muchas recetas. Sin embargo, poco a poco va ganando peso en nuestra cocina, ya que se ha convertido en un ingrediente muy versátil, que aporta un abanico de sabores muy interesante en el paladar, sin dejar de lado el aporte extra de frescor, ideal para esta época del año.

Ingredientes
 

  • 6 kiwis
  • 1 tomate grande y colorado
  • 1 pimiento italiano de tipo mediano
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra
     

Preparación del salmorejo con kiwi en Thermomix
 

- En primer lugar, pela el tomate, el pimiento y los kiwis.
- Córtalos e introduce estos ingredientes en la Thermomix con una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
- Tritúralo todo hasta obtener una crema muy fina.
- Para terminar, deja enfriar en la nevera para que esté fresco a la hora de servir.
Una vez que hayas triturado todo, obteniendo una crema homogénea y sin grumos, deberás probarlo para rectificar con vinagre y sal si es necesario. Si por el contrario, lo que deseas es mejorar la textura, añade agua, mientras que si buscas que la crema sea más espesa, añade un poco de pan extra.
Como puedes comprobar, el salmorejo con kiwi creado en Thermomix se prepara de forma muy rápida y sencilla. Esta receta es la más básica y, a partir de la misma, se le pueden ir añadiendo otros ingredientes según los gustos específicos de cada comensal.
A la hora de servirlo, puedes adornar el plato con un poco de queso blanco o unos trozos pequeños de kiwi en crudo. De todas maneras, no es recomendable que decores el plato en exceso ni añadas demasiados complementos, ya que la propia adición del kiwi en el salmorejo te proporcionará una explosión de sabor única.