“Quiero adelgazar 10 kilos en un mes”

Msn                                                                   23  de  Junio 2017


No hay verano que se le resista. La mundialmente conocida como operación bikini se pone en marcha cada año meses antes de la temporada estival y no solo genera el auge de gimnasios y dietistas, sino también millones de búsquedas en la red. ¿El objetivo más ansiado? Adelgazar 10 kilos en un mes. ¿La palabra mágica? DIETA. Que se convierte en uno de los términos más populares desde el mes de abril… pero casi nunca se introduce en solitario en el buscador.
Hay otras que la acompañan en cada registro y que traen consigo una serie de resultados totalmente diferentes y mucho más específicos. Y sí, todas las has oído ya, pero que año tras año sigan generando tal número de búsquedas, solo significa una cosa: que aún no sabemos todo sobre ellas. Así que, de nuevo, aquí llega el equipo Grazia al rescate para contártelo todo y advertirte de sus virtudes y sus defectos, porque algunas no solo los tienen, sino que pueden llegar a ser peligrosas. Toma nota y sé sensata a la hora de adelgazar. A la larga, lo agradecerás.
© Proporcionado por Grazia
Estas son las 10 dietas (y sus peligros) más buscadas en Google:
1. MONO DIET. Viene del inglés y alcanza más de seis millones de resultados al buscarla en Google. Y sí, significa exactamente lo que estás pensando: comer solo un alimento, prometiendo no solo adelgazar, sino también efectos desintoxicantes, depurativos y diuréticos en tu organismo.
¿En qué consiste? Quienes la pusieron de moda (ningún médico, tan solo usuarias de Instagram y Youtube), aseguraban un adelgazamiento rápido y sencillo en tan solo días. ¿Cómo? Comiendo EXCLUSIVAMENTE un alimento -fruta o verdura- durante todo el día, durante varios días seguidos. Los más utilizados para este fin: la piña y la sandía.
¿Cuáles son sus peligros? Puede parecer muy sencilla y refrescante para los días de calor, pero la Doctora Myriam Belmar, del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Vithas Nisa Pardo Aravaca, tiene mucho que decir sobre ella:
  • Puede causar graves estados carenciales, pues un solo alimento no contiene todos los nutrientes necesarios para el organismo”. 
  • “La pérdida de peso se produce a costa de la masa muscular y la pérdida de agua corporal que se recupera rápidamente en cuanto retome una alimentación normal. 
  • “Es excesivamente restrictiva por lo que resulta monótona, aburrida y poco sostenible a largo plazo. Y q uien la realiza corre un gran riesgo de padecer ataques de hambre, problemas de ansiedad, daños hepáticos, renales y cardiovasculares por carencia de vitaminas y minerales, y pérdida de masa muscular que conduce al debilitamiento del sistema inmunológico, por lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades”.
*“No como nada y, cuando siento que me voy a desmayar, me como un quesito”. Lo oíste en El Diablo viste de Prada y te pareció del todo absurdo, ¿no? Pues esta dieta es igual.
© Proporcionado por Grazia
“Ñiñiñiñiñi…”
2. DUKAN. Más de dos millones y medio de resultados son la prueba irrefutable de la popularidad que la dieta creada por Pierre Dukan ha adquirido en los últimos años. Aunque ya está de capa caída y su furor inicial (allá por 2011) se ha desvanecido, aún es capaz de lograr fervientes seguidores.
¿En qué consiste? La Doctora Myriam Belmar nos lo explica: “En la primera fase solo se permiten alimentos ricos en proteínas y tiene una duración máxima de diez días. En la segunda fase se alternan los días solo con proteínas con días en los que se permite la ingesta deverduras. Cuando has llegado al objetivo deseado, comienza la tercera fase, en la que se estabiliza tu peso. Poco a poco, se van comiendo más alimentos ricos en carbohidratos. Finalmente, en la cuarta fase se vuelve a comer con normalidad”.
¿Cuáles son sus peligros? La pérdida de peso al principio es notable, y eso motiva mucho a quienes la siguen. Pero la realidad es que llevarla a cabo puede provocar:
  • Problemas en el funcionamiento del hígado y del riñón. El Ministerio de Sanidad y Consumo alertó sobre ella y la calificó como peligrosa para la salud, especialmente para las personas con problemas en estos órganos.
  • Es desequilibrada y no solo supone un riesgo para la salud, sino también un evidente efecto rebote una vez se abandona.
*La Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas considera este método “fraudulento, peligrosos e ilegal, y un riesgo para la salud pública”. Y más de lo mismo en Francia, así que Pierre Dukan fue expulsado del colegio de médicos del país en 2014.
© Proporcionado por Grazia
“Bye bye, darling”
3. MACROBIÓTICA. Nació en Japón y se basa en la búsqueda de equilibrio físico y emocional (como el yoga), pero esta vez a través de la nutrición. Se basa en el balance entre el Yin y el Yang y, según su creador, George Ohsawa, el del organismo humano sería de cinco Yin por un Yang (esta relación correspondería a la de la presencia del sodio (Yin) y el potasio (Yang) en la composición de nuestra sangre).
¿En qué consiste? Los grandes pilares de la dieta mabrobiótica son los cereales de origen biológico e integrales -arroz, cebada, maíz y trigo. Otros alimentos básicos son la soja, las algas marinas, los aceites vegetales y las verduras y hortalizas. que han de ser de temporada y cultivadas en la zona de residencia. El café no es recomendable y se aconseja tomar té natural. Y han de evitarse al máximo las proteínas de origen animal, mientras que los pescados, pollo, carne magra, huevos y lácteos están permitidos de manera ocasional. Así, una dieta macrobiótica estándar implicaría que el 60% de la alimentación diaria sean cereales integrales, el 25% verduras variadas, el 10%, legumbres y algas, y el 5% restante, sopas.
¿Cuáles son sus peligros? Si bien el estilo de vida macrobiótico puede resultar apto y saludable, el uso de su alimentación como dieta adelgazante se desaconseja totalmente.
  • Primero, porque conlleva carencias nutricionales si se sigue de forma estricta.
  • Y segundo, porque aconseja una limitación del agua bebida y puede conllevar graves problemas de deshidratación.
*La han seguido y alabado muchas celebrities como Madonna, Gwyneth Paltrow o Isabel Preysler… Pero siempre de una forma moderada y como estilo de vida, no como una dieta milagro adelgazante.
© Proporcionado por Grazia
“Yo es que soy muy PRO”
4. ALCALINA. Con más de un millón de resultados, se refiere a un grupo de dietas ligeramente relacionadas que se basan en la acidez y el pH de los alimentos.
¿En qué consiste? Aboga por evitar carne, aves, queso, pescado, huevos y granos, los alimentos que producen ceniza ácida; mientras que aumenta la cantidad de alimentos que producen ceniza alcalina, como frutas y hortalizas, excepto los arándanos, ciruelas pasas y ciruelas. La designación de ‘ceniza ácida o alcalina’ se basa en el residuo que queda tras la combustión en lugar de la acidez de los alimentos.
¿Cuáles son sus peligros? Y otra vez:
  • Eliminar familias completas de alimentos puede dar lugar a desequilibrios alimenticios y déficit de nutrientes esenciales para el correcto desarrollo de las funciones del organismo.
  • De hecho, la mayoría de libros que recomiendan esta dieta, añaden a ella suplementos y productos que no deberían ser necesarios si se tratara de una dieta sana y correcta.
*Victoria Beckahm ha sido una de sus fieles seguidoras. Y es que eliminar los ácidos de la alimentación (principalmente carne y algunos pescados) era su método para regular el pH corporal con efectos visibles en la piel… Pero incluso ella ha moderado su seguimiento y ha comenzado a incluir la carne en sus menús.
© Proporcionado por Grazia
“Y chica, sigo estando así de buena”
5. CETOGÉNICA. Bajando al medio millón de resultados se encuentra este tipo de dieta. No existe una sola modalidad, pero en todos los casos el objetivo es conseguir la cetosis: una enfermedad del metabolismo proveniente de un déficit de carbohidratos en el organismo. Así, el cuerpo deja de utilizar los lúcidos como fuente de energía y los sustituye por las grasas, por lo que consigue quemar las reservas de grasa fácilmente.
¿En qué consiste? Se trata de una dieta baja en carbohidratos (arroz, pasta, fruta, legumbres y hortalizas) y centrada en el consumo de grasas naturales (carne roja, pescados, huevos, mantequillas, queso, aceite, aguacate y verduras de color verde). Mientras la mayoría de las dietas occidentales obtienen la mitad de sus calorías de los carbohidratos, la cetogénica tan solo el 5%. Al que sumaría un 20% de proteínas y un 75% de grasas.
¿Cuáles son sus peligros? Aunque mantiene la fama de hacer perder peso rápidamente, los inconvenientes que provoca son más de lo mismo. La doctora Myriam Belmar advierte:
  • “La ingesta de tantas cantidades de alimentos de origen animal, aporta al final más cantidad de grasas y aumenta los niveles de colesterol, lo que puede derivar en problemas cardiovasculares”.
  • “Además, e l exceso de proteínas puede dañar el correcto funcionamiento de riñón y el hígado, que las metabolizan, favoreciendo la aparición de cólicos nefríticos o biliares”.
  • “Se trata de una dieta que no aporta vitaminas ni minerales y que producirá en nosotros ansiedad y un obvio efecto rebote”.
*Una de sus modalidades es la Atkins, con la que Kim Kardashian perdió peso tras su embarazo y… puede que gracias a ella, una de las dietas que peor fama ha adquirido por ser incoherente y desequilibrada.
© Proporcionado por Grazia
JA.
6. PALEO. Su casi medio millón de resultados le atribuyen otros nombres populares como ‘la dieta del hombre de las cavernas’ o la de ‘la edad de piedra’… así que sí: se trata de un régimen nutricional basado en lo que comían los hombres del paleolítico (o sea, hace unos 10.000 años). El doctor americano Loren Cordain asentó sus bases en su libro The Paleo Diet en 2001 (y, de paso, se forró).
¿En qué consiste? Tal cual te lo puedes imaginar, si la sigues debes comer lo que comían en aquella época. A saber: carne, pescado, verduras, frutas, frutos secos y raíces. Y nada de lácteos, ni aceite, ni legumbres, ni cereales, ni sal ni azúcares.
¿Cuáles son sus peligros? El único punto positivo que conlleva es la ausencia alimentos procesados… pero a su vez también está impidiendo que tu organismo reciba las dosis necesarias de calcio, fibra, vitaminas, minerales… ¿por qué volver al pasado cuando la evolución tiende a mejorar nuestra calidad de vida? La doctora Myriam Belmar, aclara:
  • No tomar cereales, féculas y legumbres supone una carencia de vitaminas del grupo B que pueden alterar nuestro sistema nervioso, e incluso precipitar estados de ansiedad, insomnio, debilidad, cansancio e irritabilidad”. 
  • “Además, los productos lácteos s on la mejor fuente de calcio y constituyen la base para mantener unos huesos fuertes, prevenir la osteoporosis, lesiones y fracturas en la edad adulta”. 
*A lo largo de estos años se han sucedido los estudios que intentan desenmascarar a esta dieta tan seguida por las celebrities. Pero atenta a este: la Universidad de Melbourne concluyó que siguiendo la dieta paleo durante dos meses, sus pacientes doblaron su grasa corporal y aumentaron de peso en un 15%. ¿La razón? Un elevado consumo de grasas procedentes de los alimentos mayoritarios en la dieta como la carne y el pescado.