Refugio para bohemios

Listin Diario                                                               08 de  Junio 2017



  • Refugio para bohemios
  • Refugio para bohemios
  • Refugio para bohemios
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Para decorar un espacio se debe tomar en cuenta la personalidad y forma de vida de quien lo utiliza habitualmente. En el diseño de interiores, este es un principio fundamental. Y, por mucho que huyan de las normas y los convencionalismos, esta regla también aplica a los bohemios.
Inspirado en el gusto de esas personas que se describen a sí mismas como “de espíritu libre”, surgió y se desarrolló el concepto de decoración bohemia.
“La decoración bohemia, más que un estilo decorativo, es un estilo de vida”, comenta Alicia Durán, diseñadora de interiores.
¿Qué podemos encontrar en esta tendencia? Elementos que invitan a ponerse cómodo (cojines, almohadones y alfombras), colores vivos (sobre todo cálidos) y toques naturales (plantas o materiales como la madera), además de puntos en común con estilos como el vintage, el hippy y el gitano.  
Más allá
“La decoración bohemia, más que un estilo decorativo, es un estilo de vida”, comenta la diseñadora de interiores Alicia Durán.  
Decoración bohemia 
El estilo decorativo bohemio hace referencia a los amantes del arte y la cultura, a personas que se apartan de los convencionalismos sociales en busca de nuevas experiencias y, en especial, de la libertad.
¿De dónde viene? La diseñadora de interiores Alicia Durán comenta que este modo de vida tiene su origen en Francia. Tras la Revolución Francesa, un sector de la población perdió sus privilegios y hubo quienes adoptaron un estilo de vida nómada que se caracterizaba por el intento de vivir con lo menos posible, el rechazo a la forma de vida burguesa y la preeminencia de las artes y la creatividad.
“Los elementos que podemos emplear son muy variados, ya que la idea es reflejar el espíritu bohemio, fuera de formalidades, creando una atmósfera de libertad, (desenfado) y dejando a un lado los sistemas estructurados”, explica Durán.
Rasgos
Cuando esta búsqueda de libertad se transfiere a la decoración -dice- el resultado es un espacio en el que predominan textiles, cojines, mantas, alfombras y las cortinas que se convierten en puertas internas.
Otro rasgo destacable en un ambiente bohemio es el uso de muebles antiguos.
En otros casos, los muebles se sustituyen por todo tipo de almohadones, asientos tipo puff y alfombras (con frecuencia estas piezas reflejan influencias de otras culturas, como la marroquí).
La naturaleza también tiene su espacio en la ambientación bohemia.
Según Durán, el estilo bohemio utiliza la mayor cantidad posible de plantas para que las personas sientan que están en un ambiente al aire libre.
“Para esto puede ser de gran ayuda el uso de materiales que tengan mucha constancia natural”, sugiere la experta y cita el caso de materiales como madera, mimbre y ratán.
El bohemio se nutre de otras fuentes como el estilo vintage y los gustos de hippies y gitanos.
En un ambiente de este estilo predominan las texturas y los patrones con colores vivos, en su mayoría cálidos.
“Los tonos rojizos, naranjas y amarillos, y los asociados con la tierra no pueden faltar en estos espacios”, afirma Durán.
Armonía
La profusión de ornamentos, diseños intrincados y colores vivos puede dar lugar a que el entorno luzca recargado. No obstante, Durán aclara que esto depende de qué tan a fondo quieras llegar al aplicar el estilo bohemio en tu hogar.
“Para crear armonía y un ambiente no tan recargado, solo tienes que jugar con los colores”, sugiere.
Añade más blancos y tonos tierra, además de textiles con patrones más suaves.
Considera apartarte del bohemio tradicional y optar por una onda bohemia chic.
Además, puedes jugar con los espacios que van a tener más acentos de este estilo como la habitación, la terraza o la sala de estar.  
Elegante
¿El bohemio tradicional resulta muy colorido y recargado para ti?
Prueba un estilo más armonioso como la onda bohemia chic.
ALICIA DURÁN
 Diseñadora de interiores
“La idea es reflejar el espíritu bohemio, fuera de formalidades, creando una atmósfera de libertad, (desenfado) y dejando a un lado los sistemas estructurados”.