¿Retención de líquidos? ¡Ésta es tu dieta!

Msn                                                          28  de  Junio 2017
Heidi Klum y Jennifer Garner. / GtresOnline.© GtresOnline Heidi Klum y Jennifer Garner. / GtresOnline.
En verano y más aún con las altas temperaturas, ¿a veces te sientes como un globo y sientes pesadez en tu cuerpo como en piernas o abdomen? Seguramente que tengas un problema de retención de líquidos. Preguntamos a los expertos en nutrición qué comer y la mejor dieta para evitar no sólo los tobillos hinchados sino también para conseguir un cuerpo más ligero para aliviar esas molestias y las altas temperaturas en verano.
Las altas temperaturas son una de las causas de que sufras retención de líquidos, esa hinchazón que nos ataca y que puede hacer hasta que pesemos dos o tres kilos de más si nos pesamos por la noche. Sin embargo, este problema tiene solución con una dieta adecuada además de un extra de ejercicio físico y tratamientos que funcionan.
Según la doctora Elena Soria, nutricionista de Clínica Menorca, "las mujeres, debido a las hormonas, a que tenemos la piel más delgada y menos masa muscular, somos más propensas a sufrir retención de líquidos, fundamentalmente en piernas y abdomen y la mejor forma de combatirlo es llevar una dieta normoequilibrada y un estilo de vida activo y, por supuesto, los tratamientos de drenaje linfático ayudan mucho" .
¿En qué consiste su dieta normoequilibrada? En evitar los alimentos ricos en sal (frutos secos salados, embutidos, salchichas de pavo, salmón ahumado, cereales y panes industriales y productos precocinados), las grasas vegetales y favorecer los ricos en potasio y agua. Prueba a condimentar tus comidas con especias como pimienta, perejil, albahaca, tomillo, menta, etc.
El menú de este tipo consta de 2 a 3 piezas de fruta al día y 2 raciones de verduras al día (mejor verde), pues tanto la fruta como la verdura son bajas en sodio y ricas en potasio, de 2 a 3 lácteos, pescado, carne o huevos dos veces al día, siendo la proporción de 2 veces a la semana carne (mejor en la comida), y al menos dos veces en semana pescado azul, legumbres y harinas integrales de consumo diario, de 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y de 2 a 3 litros de agua a lo largo del día, entre los que están incluidos los caldos de verdura (de puerros, espárragos frescos y pepino mejor) e infusiones (de perejil, enebro y cola de caballo son las más indicadas).
Entre los alimentos que no deben faltar en tu despensa son las frutas y verduras de bajo contenido en sal como fresas, tomates, naranjas, kiwis, uvas, lechuga, manzanas, acelgas, plátanos, cocos, zanahorias, coles de bruselas, brécol, aguacate, pomelo, piña, arándanos, apio, berros, puerros, espárragos y berenjenas que favorecen la eliminación de sustancias tóxicas a través de la orina.
Pero, ¡ojo con tomar sólo fruta y verdura! También debes tomar suficientes proteínas "como las carnes magras, pescado, quinoa y soja porque cuando faltan en la dieta se reduce la producción de albúmina y se acumula líquido entre los tejidos" nos asegura Leticia B. Carrera, deFelicidad Carrera.
Carrera también recomienda no dejar de beber líquido a diario, al menos dos litros cada día que también puedes tomar en infusiones de té verde, diurético natural o en infusiones de hinojo o cola de caballo.
Para la experta, tampoco está de más, tomar complementos nutricionales que ayudan a drenar, los más recomendables son el potasio, el magnesio, el té verde, el ginko biloba, el castaño de indias, las antocianidinas y otros como los extractos de corteza de pino o de pepitas de uva que también se utilizan mucho.
Y para favorecer la eliminación de líquidos, otros expertos como Itziar Digón, experta en Mindful Eating proponen "sustituir el primer plato en comida y cena por caldos depurativos y apostar tanto en el desayuno como en la cena infusiones que favorezcan la depuración hepática a través del boldo o cardo mariano".
También hay dos zumos naturales y bajos en sodio y azúcar que nos apuntan los expertos en nutrición de Drink6 de piña, manzana y menta, ingredientes de propiedades antiinflamatorias y diuréticas naturales o tomar té matcha para desayunar y fortalecer las defensas del organismo previniendo la hinchazón y la retención de líquidos.
Los expertos en nutrición de Metropolitan además de limitar el consumo de sal, también advierten sobre la ingesta de azúcar de gran contenido calórico (que además puede convertirse en grasa) y comer cada cuatro horas en pequeñas cantidades para evitar atracones a la hora de comer o cenar en verano.
Y por supuesto, otro hábito a modificar es la tendencia a permanecer sentados en nuestro puesto de trabajo horas y horas, y sólo levantarnos para lo imprescindible. "Ojo a los estudios que relacionan el sitting con la retención de líquidos, los problemas circulatorios y las lesiones del aparto músculo-esquelético, entre otros. A falta de una concienciación colectiva, procura levantarte y caminar lo máximo posible entre tareas" recomienda el experto quiropráctico, "Tú eres tu medicina" de Ata Pouramini. Caminar, montar en bicicleta, nadar o hacer media hora de ejercicio moderado sería otro de los trucos para evitar la sensación de hinchazón y pesadez.
En cuanto a los tratamientos para combatir la retención de líquidos funciona muy bien la radiofrecuencia Contrâge Dual, terapia eficaz para la pérdida de líquidos, que provocando un calentamiento controlado de la dermis que favorece el drenaje linfático. También ayudan la presoterapia y la plataforma vibratoria que ideales para mejorar la tonificación y el drenaje linfático.
Y en ese sentido, la doctora Mar Mira de la Clínica Mira+Cueto también recomienda la mesoterapia con infiltraciones de sustancias que favorecen la lipólisis ayudando a eliminar el exceso de grasa, la electroterapia o gimnasia pasiva con corrientes para movilizar el tejido graso y el drenaje linfático manual para promover la eliminación de líquidos.
Más en MSN: