Salmorejo cordobés 'light', ¡di adiós a las calorías!

Msn                                                              07 de  Junio 2017
Revista ¡HOLA!© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines Revista ¡HOLA!
La dieta es fundamental para conseguir un cuerpo diez o, al menos, tu cuerpo ideal, de cara al verano o a cualquier época del año. Sin embargo, sobre todo en los meses más cálidos, esa dieta se vuelve un poco más difícil de cumplir debido a la amplia oferta de alimentos y bebidas que mitigan la sed: los helados, los granizados o el salmorejo cordobés.
Por este motivo y para vencer la tentación, existe el salmorejo cordobés light, ideal para esos días en los que te apetece hidratarte con una receta típicamente española, pero, al mismo tiempo, cumplir con tu dieta.

Ingredientes
 

  • De 8 a 10 tomates maduros
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 1 calabacín hervido
  • 1 cucharada de postre de sal (5 gramos)
  • 20 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 10 mililitros de vinagre
  • Rodajas de pepino para decorar
     
El calabacín es el ingrediente fundamental de esta receta de salmorejo cordobés light, ya que sustituye al pan como espesante.

Preparación del salmorejo cordobés 'light'

-Corta en cuatro trozos el calabacín y hiérvelo a fuego alto durante 15 minutos.A continuación, pela y trocea los tomates en unos cuatro o cinco trozos. De esta manera, será más fácil batirlos.
-Introduce los tomates cortados en un bol grande y añade, también troceado y libre de semillas (aportan un sabor muy amargo que nada tiene que ver con el de un salmorejo cordobés), el pimiento. Después, quita el brote verde interno al diente de ajo, así este plato no te repetirá, y agrega el diente de ajo al citado bol.
-Seguidamente, toma el calabacín, que ya estará frito, añádelo a los tomates, pimiento y diente de ajo y condimenta todo con la sal, el aceite y el vinagre. Entonces, bate con brío todos los ingredientes, durante 10 minutos, hasta que se transformen en una crema homogénea sin semillas ni restos de pieles.
-Cuando tome ese aspecto, habrá llegado el momento de meter el ya salmorejo cordobés en la nevera durante 2 horas y… estará ¡listo para que lo disfrutes!
-Al terminar de batir todos los ingredientes, hay quien recomienda probar la crema para rectificar de sal. No obstante, lo mejor es rectificar en frío, ya que el sabor será muy diferente una vez que el salmorejo esté fresco.
-Llegado el momento del emplatado, te aconsejamos que viertas el salmorejo en platos hondos, el número variará según los comensales, y que decores la superficie con tres rodajas de pepino. Si consideras que este salmorejo cordobés te ha quedado demasiado espeso, también puedes optar por añadirle un par de cubitos de hielo, batirlos y servirlo, prácticamente líquido, en vasitos.
Por último, se hace importante mencionar que existe otra variante de salmorejo cordobés light, la que emplea zanahoria, en lugar de calabacín, para espesar. De una u otra manera, obtendrás como resultado un salmorejo de sabor muy similar al auténtico y ¡totalmente compatible con tu dieta fitness!
MÁS EN MSN
- Una receta para cada día del mes (Fuente: QMD):
¡Rico, rico!: <p>Deja de romperte la cabeza con los menús de tu día a día y apunta las ideas que te damos con alimentos de temporada. Qué ricos!</p>Recetas para cada día de junio
- Tapa gourmet de sardinas (Fuente: Casa Diez):
Tapa