Sambá, drama real de boxeo

Listin Diario                                                                    07 de  Junio 2017
  • Sambá, drama real de boxeo
Emelyn Baldera
emelyn.baldera@listindiario.com
Santo Domingo
Inspirado por las grandes historias de boxeo que tiene el cine de Hollywood, el actor y productor italiano Etorre D¥Alessandro presenta “Sambá”, una historia que promete contar las visicitudes de dos boxeadores, uno dominicano y otro italiano, a quienes la vida no les ha sonreído mucho.
“En esta película queremos plasmar muchos elementos, como por ejemplo que hay una segunda oportunidad en la vida, pero para eso hay que quedarse de pie”, dice el también guionista quien está casado con Carolina Hernández;  juntos han hecho realidad esta película que estará en los cines del país en este mes de junio. Etorre D¥Alessandro junto a Algenis Pérez Soto interpretan los papeles protagónicos y a ellos se suma Laura Gómez.
Cisco Castillo (Algenis Pérez) es un dominicano que luego de estar preso por más de 10 años fue deportado y vuelve a la vida; es un extranjero aunque está en su país. Lo único que sabe hacer es boxear, por lo que pelea para ganarse la vida. Nichi, un ex promesa del boxeo italiano, vive exiliado cerca del barrio, y ve en Cisco un diamante en bruto a quien debe pulir para saldar las deudas ocasionadas por su adicción a las apuestas.   
“Yo quiero contar una historia diferentes a lo que ya se ha hecho en el boxeo, porque ya nadie más podrá hacer una Rocky. Es por eso que quise plasmar Sambá”, comentó el productor y guionista a LISTÍN DIARIO. Confía en que el público dominicano pueda apreciar las producciones que este año se presentarán en el cine dominicano y propone que se deje de considerar al público como una masa de idiotas.
“Yo siento que está pasando algo muy bueno en el cine criollo, es algo contagioso e importante y quiero ser parte de este momento”, sostiene el productor y actor italiano.  
El largometraje tiene un costo de RD$65 millones de pesos. La cinta ganó un bono con Fonprocine, como mejor proyecto cinematográfico del año y de igual manera cuenta con el apoyo de otros inversionistas como Cervecería Nacional Dominicana y  Monumental de Seguros.
El rodaje se llevó a cabo en 2016 y duró 24 días aunque el concepto como tal tardó más de un año de trabajo. El filme que dirige Laura Amelia Gumán e Israel Cárdenas fue nominada al Festival de Tribeca como Mejor Película Extranjera; tendrá distribución internacional y estará colocada en las más importantes ciudades de Estados Unidos e Italia. “Es bueno hacer películas que salgan del circuito festivalero”, sostuvo D¥Alessandro.