Una cantante sorda sorprende con su voz al jurado de 'America's Got Talent'

Msn                                                       08 de  Junio 2017


Lo sentimos, no se puede reproducir este vídeo.
'America's Got Talent' (NBC), la versión estadounidense del popular talent show, ha vuelto a llamar la atención de todos con la actuación de una de sus participantes. En el último programa, la joven Mandy Harvey puso de pie a todo el teatro tras una magnífica actuación. Pero si algo llegó a los espectadores y al público allí presente fue su lucha de superación.
Según relató Mandy al jurado, sufre un desorden de tejido conectivo y perdió la audición cuando tenía 18 años. A pesar de este duro golpe, la joven no se vino abajo y trabajó muy duro por alcanzar su sueño. Aprendió a cantar de nuevo usando memoria muscular y afinadores visuales. Precisamente por su discapacidad o diversidad funcional, el programa contó con la presencia de una intérprete de lengua de signos para facilitar la comunicación con los jueces.
Mandy Harvey, participante de 29 años de 'America's Got Talent'.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Mandy Harvey, participante de 29 años de 'America's Got Talent'.
Por si fuera poco, Mandy se atrevío con "Try", un tema de su propia autoría que interpretó con la ayuda de un ukelele, en lugar de interpretar la canción de algún conocido cantante. Y no faltaron las lágrimas. Mandy Harvey sorprendió con su voz y llenó de emoción el teatro. Como era de esperar, la joven de 29 años se llevó una gran ovación por parte del público.
Simon Cowell otorga su Botón Dorado a Mandy.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Simon Cowell otorga su Botón Dorado a Mandy.
Pase directo a semifinales
El propio Simon Cowell quedó entusiasmado con la actuación, hasta tal punto que decidió darle su Botón Dorado, lo que significa que Mandy Harvey pasa directamente a las semifinales del programa. El juez y productor no dudó en levantarse de la mesa y subir al escenario para felicitar directamente a la joven. Simon aseguró sentirse totalmente entusiasmado con la canción y calificó la actuación como "una de las cosas más increíbles" que había escuchado.