Ajo escaso y caro

Listin Diario                                                                05 de  Julio  2017
Es un hecho comprobado, como publicó LISTÍN DIARIO este martes, que el mercado está escaso de ajo y el que está disponible se vende a precios muy elevados.
En supermercados, colmados y mercados de productores, cuando el bulbo está disponible para la venta, hay que pagarlo hasta 80 pesos más caro que hace solo diez días.
Estamos hablando de que el ajo importado, que hace tres semanas se podía obtener a 180 pesos la libra, ahora hay que pagarlo por encima de 250 pesos en los mercados y mucho más caro en supermercados y colmados.
En relación con el ajo de producción nacional, está más escaso y su calidad está muy por debajo de lo usual, pero su precio se ha elevado a niveles que los consumidores prefi eren no comprarlo.
La explicación que han dado comerciantes es que ante la baja producción nacional y el incremento de precio por efecto de que la demanda supera a la oferta, el precio del ajo importado se ha disparado y no es sufi ciente para abastecer la totalidad del mercado.
Quienes no han dicho nada sobre esta escasez y carestía son las autoridades y es a ellos a quienes corresponde explicar cuál es la situación y la perspectiva de la comercialización de este importante bulbo, imprescindible en la cocina de los hogares, en los restaurantes y en los complejos turísticos.
Los ingresos de los hogares dominicanos, en su gran mayoría, no soportan el incremento vertiginoso de esta especia esencial y saludable para la preparación de alimentos, por lo que es deber y responsabilidad de las autoridades del sector, buscar una explicación de esta carestía y apurar las acciones que devuelvan este artículo de la canasta básica, a los precios normales.
Conocedores de que en República Dominicana no hay controles ni fi jación de precios porque –salvo contadas excepciones- estos oscilan conforme a la oferta y la demanda, no estamos demandando que se adopten medidas de represalia contra comerciantes o se les considere especuladores. Nada de eso.
Si el mercado está desabastecido como se argumenta, lo que no tiene discusión es que las autoridades y los productores se coordinen de inmediato para adoptar las acciones que solucionen esta falta y evitemos que la actual carestía siga afectando a los consumidores que tienen ingresos invariables.