Ir más allá de las noticias

Listin Diario                                                                04 de  Julio  2017

  • Ir más allá de las noticias
Miguel Franjul
Mario García es considerado un gurú del diseño gráfico de los medios impresos y digitales. Ha transformado muchas cabeceras, añejas o contemporáneas, para adaptarlas a los acelerados cambios que exigen las audiencias.
Más que un artista que redecora espacios, es una especie de gourmet de la comunicación que tiene gracia y estilo para aderezar sus diseños con los elementos que prefieren los nuevos lectores o usuarios de las distintas plataformas.
Y en base a su larga experiencia como un cirujano estético de la prensa impresa y como innovador digital ha logrado una valiosa comprensión de las dinámicas que, hoy por hoy, dominan y rigen el ecosistema de las comunicaciones sociales.
En su más reciente conferencia ante el foro SIP-Connect en Miami, el evento que cada año organiza la Sociedad Interamericana de Prensa para estimular un mayor aprovechamiento de las redes sociales en los diarios impresos, el admirado gurú expuso algunas interesantes reflexiones.
 La que me pareció más elocuente, verdadera y real, es la de que el mayor desafío para el apalancamiento digital de los medios impresos lo constituye el cambio de mentalidad.
Es decir, el de convencer a los periodistas tradicionales de que los viejos paradigmas en los lenguajes y prácticas del periodismo escrito han cambiado para dar paso a un modelo en el que los códigos digitales obligan a utilizar al mismo tiempo todas las plataformas, cada cual con sus particulares características, en una provocativa simbiosis.
Hablando como si se tratara de un cheff, don Mario plantea que lo que se impone ahora --en el modelo de redacción integrada o multimedia-- es tirar mucha carne cruda a las redes y luego “cocinar” la noticia con el aderezo de la profundidad, la veracidad, la comprobación y exactitud que no se puede lograr en la inmediatez de las noticias que, a gran velocidad, fluye por las redes.
En pocas palabras, lo que sugiere en el fondo es que vayamos más allá de las noticias del día, servidas y trituradas en las turbinas digitales, buscando nuevos ángulos a lo que ya se ha contado.
Se trata, sin dudas, de un esfuerzo ciclópeo, mas no imposible. Solo basta ajustar los procedimientos de búsqueda para seguir el hilo de los acontecimientos que evolucionan y darles una dimensión nueva en la plataforma impresa.
Y para ello existen herramientas como las bases de datos, los análisis puntuales de los expertos, los elementos complementarios y los enfoques agudos hacia el porvenir, columbrando las posibles consecuencias de esos hechos.
Los medios impresos cuentan todavía con un arsenal de géneros para dar a sus lectores algo que va más allá de las noticias del día. Su reto es hacer un buen cultivo con ellos y lograr una excelente diferenciación frente a las demás plataformas.
Pero para ello se requiere de una buena planificación de los temas a profundizar, en la convicción de que ya esos medios no son los que primero dan las noticias, sino los que las contextualizan, los que saben “cocinar” la carne cruda que han digerido las redes, convirtiéndola en un exquisito plato.
Como decía el legendario director del Washington Post, Ben Bradlee, hay que buscar el significado de lo que pasa, pues lo que pasa ya está contado; cada día, decía el maestro, hay menos historias que salgan en papel por primera vezÖ
Estas son las nuevas premisas que impone la modernidad en las comunicaciones sociales. Hacer que los periodistas tradicionales comprendan esto, lo que de ningún modo significa abandonar las esencias del periodismo, que es la de exponer e interpretar los hechos, es el verdadero desafío del que nos ha hablado don Mario García.
Se impone, pues, un cambio de mentalidad y un mayor “aggiornamiento” entre lo impreso y lo digital, sin miedos ni titubeos.