Malos hábitos alimenticios que podrían hacerte morir joven

Msn                                                                              12 de  Julio  2017



© Proporcionado por Bekia
Asúmelo, es complicado decir no a un donut o a una hamburguesa con queso doble y patatas fritas. Pero es necesario empezar a pensar en los alimentos que se comen y en los hábitos alimenticios que tienes diariamente, ya que pueden tener consecuencias bastantes graves en cuanto al tiempo en el que podrás vivir.
Alrededor del 45'4% de las muertes causadas por enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo2... Se asocian a comer demasiado o demasiado poco ciertos alimentos, según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association. Es necesario averiguar cuáles son los peores hábitos alimenticios para que tu longevidad no se vea afectada.

Comer demasiada carne roja

El alto consumo de carne roja provocó el 4'2% de las muertes relacionadas con la diabetes en 2012. En realidad, la carne roja representaba menos del 1% de las muertes relacionadas con la dieta. La carne roja está llena de proteínas y también aporta gran cantidad de nutrientes como la vitamina B, el hierro o zinc. Aunque no hay una regla clara de cuántacarne roja se debe comer, el Instituto Americano de Investigación del Cáncer sugiere limitar su consumo a menos de medio kilo a la semana.
Algunas pautas básicas incluyen escoger la carne de animales alimentados con pasto evitando consumir la carne de animales que se han criado en granjas industriales y evitando también las carnes procesadas.

Comer demasiadas grasas sólidas

El hábito de comer demasiadas grasas sólidas causó el 2'3% de las muertes relacionadas con la dieta provocadas por causas cardiometabólicas (accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2). Las grasas sólidas son grasas a temperatura ambiente, como grasa de vaca, mantequilla, manteca, aceite de coco y aceite de palma.
Contienen más grasas saturadas y grasas trans que los aceites.
Debido a eso, pueden aumentar el colesterol malo y aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca. Es mejor optar por los aceites saludables para el corazón, como el aguacate o el aceite de oliva.

Comer cereales refinados

No comer suficientes cereales integrales y comer demasiados granos refinados causó el 5'9% de las muertes estudiadas a causa de la dieta. Los granos enteros, como la harina de trigo integral, el bulgur, la harina de avena y el arroz integral, contienen el grano entero del grano.
Los granos refinados, como la pasta, el arroz blanco y el pan blanco, han sido procesados para eliminar el salvado y el germen, lo que da a los granos una textura más fina y una vida útil mejorada. Mientras que gran parte de las vitaminas B y el hierro que se despojan durante el proceso de molienda se agregan de nuevo a los granos refinados, la fibra se ha ido para siempre. Es mejor tomar unos 80 gramos de granos enteros todos los días, evitando así los refinados.
© Proporcionado por Bekia

Tomar bebidas azucaradas

Para las personas de entre 25 y 64 años, tomas bebidas azucaradas se asocia a una muerte temprana ante cualquier otro factor genético. En general el 7'4% de las muertes tempranas se han asociado al consumo desmesurado de bebidas azucaradas, algo que afecta a más hombres que mujeres.
Las bebidas azucaradas se asocian con más caries, con el síndrome metabólico y la obesidad. Las mujeres que beben una o más bebidas azucaradas al día tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar diabetes que las mujeres que no lo hacen. Lo ideal es abandonar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazarlo por bebidas más saludables como el agua con sabor, el té o el zumo de frutas y verduras naturales.
Aunque recuerda que el agua es lo único que te hidratará bien y te calmará la sed.
Además, no tomar frutas o verduras suficientes en tu dieta, no comer apenas pescado, tomar demasiada carne procesada, tomar demasiado sodio o no estar atento a lo que comes diariamente, puede hacer que tus años de vida se queden recortados. Es imprescindible que a partir de hoy empieces a pensar más qué es lo que preparas en tu menú semanal.
Malos hábitos alimenticios que podrían hacerte morir joven