Por qué el queso también forma parte de una 'healthy life'

Msn                                          14  de  Julio  2017


Tabla de quesos / GTRESONLINE© GTRESONLINE Tabla de quesos / GTRESONLINE
Con queso todo sabe mejor. O eso hemos pensado todos alguna vez tras comprobar que todas las recetas apetitosas añaden, en algún momento de su preparación, un toque de este adictivo alimento. Además, es lo primero que eliminamos de nuestra dieta cuando queremos perder peso. Sin embargo, ¿de verdad es necesario renunciar a él para adelgazar?
Como podrás imaginarte, ningún alimento te hará engordar por sí mismo, y el queso tampoco. Sin embargo, es cierto que se trata de un alimento calórico, y que hay que tomar con moderación. Así como tampoco son iguales todos los quesos, y su cantidad dependerá de las características que tenga. Además, aunque no te lo creas, las opciones 'light' no siempre son mejores que un buen queso curado. Y es que es la grasa del queso la que proporciona la saciedad, evitando que comas más de la cuenta. Es decir, que un trozo de queso, a media tarde, probablemente te sacie mucho más que un 'snack' dietético del supermercado.
Como explica el entrenador personal de Entrenarme , Darío Santana, el queso es una gran fuente de proteínas de calidad y grasas, así como de vitamina D, calcio, fósforo y potasio. Por otro lado, cada vez hay más estudios - como el del NCBI (The National Center for Biotechnology Information)- que demuestran que no hay una relación directa entre la ingesta de colesterol y las enfermedades cardiovasculares, como se solía creer, demonizando las grasas saturadas. "Eso sí, si quieres adelgazar, lo mejor es elegir aquellos quesos que son altos en proteínas y bajos en grasas, como el cottage o el queso fresco", añade el experto. De esta manera, asegura, servirá para ayudar a mantener la masa muscular durante el proceso de pérdida de peso.
De la misma manera, hay quesos que no son nada recomendables, ya que esconden otros muchos ingredientes en su preparación. Normalmente se distinguen por estar rayados o en polvo, y puedes comprobar su composición leyendo el etiquetado. Por ejemplo, la mozzarella rayada suele contener celulosa refinada para evitar que se compacte el queso dentro de la bolsa. Por tanto, para evitar aditivos e ingredientes sorpresa, raya tú mismo el queso en casa. ¡Además es una forma de controlar mejor las cantidades que añades a tu plato! Y ahora que conoces todos estos datos, ¿te atreverás a añadir un poco de queso en el menú?
Más en MSN:
11 formas de conseguir un estómago plano sin dietas restrictivas ni ejercicio (Fuente: ELLE)
11 formas de conseguir un estómago plano sin dietas restrictivas ni ejercicio: No te preocupes, no tendrás que hacer cambios drásticos. Algunos pequeños ajustes te ayudarán a frenar la hinchazón y a reducir el volumen del abdomen de la forma más saludable (sin restricciones dietéticas ni entrenamientos locos).11 formas de conseguir un estómago plano sin dietas restrictivas ni ejercicio