Sánchez y Sanó ponen sabor latino al Derby

Listin Diario                                                   10 de  Julio  2017

Ignacio Serrano
LasMayores.com
El dominicano Gary Sánchez se encontraba en Triple-A hace exactamente un año. Vivía una cuenta regresiva, que le llevaría a convertirse en una fuerza ofensiva de los Yanquis de Nueva York, a partir de agosto. Faltaba menos de un mes para que fuera llamado definitivamente a las Grandes Ligas e iniciara una de las rachas más notables que haya vivido un latinoamericano en las Mayores, al disparar 20 cuadrangulares en apenas 53 juegos y pasar de ser cátcher del futuro a receptor del presente en el Bronx.
Sánchez corona su ascenso a la fama este lunes, con su primera participación en el Derby de Jonrones de la gran carpa. Junto a su compatriota Miguel Sanó, defiende el orgullo del Caribe en esta competencia de forzudos, que desde hace 32 años se celebra como parte de las festividades del Juego de Estrellas de la MLB.
Sólo dos latinos participan en esta ocasión. Llegan a un escenario, el Marlins Park, donde muy posiblemente escucharán centenares de voces gritar en español por cada uno de sus tablazos. Miami es una ciudad multicultural y el castellano es la segunda lengua más hablada en la Pequeña Habana, donde se alza el moderno estadio.
Sánchez y Sanó, que también participa en su primer desafío de sluggers, buscan darle la duodécima diadema a América Latina. Porque con la doble conquista del cubano Yoenis Céspedes, en 2013 y nuevamente 2014, los toleteros de la región han dominado 11 veces esta cita, que nació en 1985 como una idea complementaria al Clásico de Julio.