El innegable crecimiento de RD en los últimos cinco años

Listin Diario                                                                             11  de  Agosto  2017



Alexandra Izquierdo
Santo Domingo
El último lustro vivido en la República Dominicana está unido por un común denominador, la innegable realidad de que en todos los renglones de la vida nacional ha existido un avance sustancial, un antes y un después en el desarrollo integral de nuestro país.
De ahí el lema del gobierno del presidente Danilo Medina: “RD crece y se democratiza”, pues los números, el ánimo en las calles y la calidad de vida de las personas, independiente de su situación socioeconómica, que ha mejorado día a día, lo reflejan. Como sostuvo el propio mandatario en su primera rendición de cuentas en febrero de 2013, gobernará hasta el último instante como líder de la nación con el oído puesto en el corazón del pueblo.
No es casualidad que cuatro años más tarde la población dominicana lo eligiera con más del 62% de los votos, cifras históricas, sin precedentes, consecuencia de las victorias que su liderazgo ha supuesto, conquistas pequeñas, medianas y grandes, en renglones que preocupan a los dominicanos y que determinan su vida y futuro: salud, empleo, vivienda, educación, ingresos económicos y seguridad.
A lo largo de estos cinco años, el trabajo en cada una de esas áreas mencionadas ha estado sustentada sobre el fortalecimiento institucional y la transparencia, pues sabemos que siendo eficientes con el uso de recursos del Estado se puede producir un ahorro importante de fondos que a su vez pueden ser reinvertidos en tareas sensibles y pendientes.
Cinco años después, no hay mejor política que inspire el lema de crecimiento y democracia como lo han sido las Visitas Sorpresa. Hasta ahora, más de 175 salidas a terreno del presidente Medina, a partir de las cuales se han invertido en favor de los sectores productivos más desfavorecidos 26,000 millones de pesos, lo que ha permitido crear más de 170,000 empleos. Más importante aún, ha permitido escuchar a quienes no tenían voz y dotarles de la dignidad que creyeron perdida. Una conquista irrefutable.
En un repaso breve pero contundente por este lustro, no se puede dejar de lado el hecho de que por fin se invirtió el 4% del PIB en educación preuniversitaria, un reclamo popular que obtuvo el compromiso inmediato del presidente Medina, y su aplicación sin demoras en el presupuesto de la nación durante cada año que ha gobernado, permitiendo que más de un millón de estudiantes pueda asistir a tanda extendida, sinónimo de calidad.
Por igual, nadie ha quedado rezagado. En cinco años, estamos a punto de cumplir una meta que parecía imposible: erradicar el analfabetismo. Quisqueya Aprende Contigo ha sido un programa estelar que ha sacado de la “oscuridad” a miles de personas, y solo restan 176,651 dominicanos para saldar una deuda histórica.
El crecimiento también ha podido verse reflejado en el ámbito de la salud, con el equipamiento y reparación de 56 centros hospitalarios, en adición a la entrega de 50 centros clínicos y diagnósticos para la Red de Atención Primaria, otra gran promesa cumplida por el presidente Medina.
RD también crece y se democratiza gracias al dinamismo de la economía. Solo comparado con Panamá, nuestro país crecerá un 5.3%, según la CEPAL, muy por encima del promedio regional, un escenario que nos brinda consolidación internacional y la atracción de nuevas inversiones que permitan crear más puestos de trabajo para todos los dominicanos.