Mundial de atletismo se despide con hechos extraños

Listin Diario                                              14  de  Agosto  2017


  • Mundial de atletismo se despide con hechos extraños
    Usain Bolt al momento de recibir una placa de reconocimiento en la jornada que marcó la despedida del Mundial.
Eric Núñez / AP
Londres
Este Mundial de atletismo fue rarísimo y ni siquiera en el último día se apegó al libreto.
La despedida de ensueño de Usain Bolt no se concretó, mientras que Justin Gatlin era abucheado una y otra vez.
Pero Bolt se fue aclamado como el monarca indiscutido del atletismo al bajarse el domingo el telón tras 10 días de competencias. Clásicos de reggae de Bob Marley y Jimmy Cliff retumbaron en el Estadio Olímpico de Londres, rendido con el fenómeno de Jamaica que les deleitó con su icónica pose del rayo - ?Hacia al Mundo? - en una emotiva vuelta de honor.
Todo fue brillante, resumió Bolt en una rueda de prensa, pese a que terminó gritando de dolor en su última carrera, el sábado, cuando sufrió una lesión en el isquiotibial izquierdo al correr la última posta del relevo 4x100. También terminó tercero en los 100 metros, superado por los estadounidenses Gatlin y Christian Coleman.
19 titulos para Bolt
Si bien su colección de títulos en las grandes citas quedó estancada en 19, con 11 en los mundiales y ocho en los Juegos Olímpicos, Bolt disfrutó la adulación del público antes de pasar el retiro. El 21 de agosto cumplirá 31 años.
Bolt insistió que no se arrepiente de haber seguido compitiendo cuando pudo haberse ido en la cima tras los Juegos de Río de Janeiro el año pasado, en los que se convirtió en el único velocista que ha conseguido el doblete 100-200 en tres citas olímpicas.
Todo tiene un motivo, señaló.
En calidad, las marcas en Londres fueron mediocres en términos generales: se fijó solo un record mundial, el de la marcha femenina sobre 50 kilómetros, prueba que debutaba en el programa.
Pero la justa fue un éxito total al montarse en la capital británica, donde el atletismo se vive con fervor. Las tribunas estuvieron copadas durante casi todas las sesiones para establecer un record de entradas vendidas, 705.000 al cabo de 10 días.