El “urgentismo”

Listin Diario                                              13  de Septiembre 2017


El “urgentismo” está emergiendo como un nuevo síndrome de la modernidad en el campo de la educación dominicana, en especial el de la educación superior.
Muchos jóvenes no sienten el deseo de escoger carreras profesionales que se prolonguen cuatro o cinco años, sino que las quieren más abreviadas y más enfocadas en las nuevas oportunidades que la tecnología ofrece.
Por eso prefi eren carreras cortas que les capacitarían para entrar al mercado laboral con destrezas en ofi cios o actividades que la misma revolución tecnológica ha ido creando, como la robótica en medicina, la digitalización de procesos de diseños y otras formas de producción.
Las carreras largas no concitan ahora tanta atracción como antes y, de hecho, ya algunas universidades están experimentando los efectos de este síndrome con una reducción gradual de las matrículas de las llamadas carreras tradicionales.
Ahora observan un interés más creciente por las modalidades que varias universidades introducen a algunas de esas carreras tradicionales o muy demandadas en el pasado, como es el caso de mercadeo y comunicación social, entre tantos ejemplos.
La presente generación vislumbra que, con los avances tecnológicos, la humanidad tendrá que depender e ir acomodándose a nuevas tareas o profesiones, pero la preferencia básica es que el aprendizaje no tome tanto tiempo, que sea más abreviado y sobre todo con fuerte acento tecnológico.
Es un acierto, al contemplar este horizonte, que el Ministerio de Educación haya decidido transformar los liceos del país en institutos tecnológicos, para capacitar a los estudiantes en diferentes ofi cios de modo que, al salir de las aulas, puedan encontrar trabajo, producir sus ingresos o elegir la continuidad de su aprendizaje en las universidades que les ofrezcan estas alternativas.
Las universidades tendrán que sintonizarse con estas preferencias antes de que la deserción de las carreras tradicionales estáticas o en trance de desfase, alcance niveles de profundidad irreversibles.
El “urgentismo” es un pinchazo para que vayan despertando a las nuevas realidades.