Revista ¡HOLA!© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines Revista ¡HOLA!
La semilla de la chía tiene muchos beneficios para la salud y se puede preparar de diferentes maneras. Proviene de América Central y empezó a cultivarse en la época precolombina.
Hasta no hace mucho tiempo, era una completa desconocida para el resto del mundo, pero en estos últimos años ha revolucionado las cocinas y se puede encontrar prácticamente en todas partes.
Sus propiedades hacen que sea considerada como un superalimento y por eso cocineros y aficionados al mundo de la gastronomía no dudan en incluirla en multitud de recetas como la que hoy te proponemos de pudin de chía con plátano.

La chía y el plátano, dos alimentos completos

La semilla de la chía se considera ‘maravillosa’ por la cantidad de beneficios que tiene para el organismo, tales como fuente de calcio, hierro, proteínas, potasio y ácidos grasos Omega 3. También tiene antioxidantes, por lo que se engloba dentro de los llamados superalimentos.
Por su parte, el plátano es rico en fibra, ácido fólico, minerales, vitamina B6 y C. El mejor momento para tomarlo es por la mañana o a media tarde, debido  a que también es rico en fécula y, por lo tanto, saciante.  
Una gran opción de mezclar la chía con el plátano es hacerlo en forma de pudin, porque es perfecto para tomar como tentempié a media mañana, para desayunar o para la merienda. Como las semillas necesitan hidratarse, puedes preparar este postre la noche anterior si lo vas a tomar de desayuno o por la mañana para tomarlo por la tarde.
Revista ¡HOLA!© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines Revista ¡HOLA!

Ingredientes
 

  • plátano.
  • 1 vaso de leche de coco.
  • 2 cucharadas de semillas de chía.
  • ½ cucharada de miel o edulcorante líquido.
  • yogur de soja.
  • Una pizca de canela.
  • Nueces picadas.
     

Elaboración, paso a paso

-La noche antes tienes que preparar la chía. Para ello mezcla la leche de coco con las 2 cucharadas de esta semilla en un bol para que queden completamente cubiertas. Remueve bien y deja reposar en el frigorífico tapado con un film transparente.
-Al día siguiente, saca el bol y mezcla el yogur con la chía. A continuación, añade la miel o el edulcorante que sea de tu preferencia para endulzar. Coloca el plátano en rodajas por encima y sirve con un poco de canela y nueces picadas.
-Esta receta también se puede preparar sin el yogur. Simplemente se trata de sustituirlo por un puré de plátano, por lo que, en vez de una unidad, se utilizan 2 de esta fruta. Te encantará.