Víctor Cruz el siempre recordado

Listin Diario                                                                       15 de Septiembre 2017


  • Víctor Cruz el siempre recordado
    Víctor tiene el mérito de haber sido uno de los relevistas de mayor dominio en la Liga Dominicana.
CUQUI CÓRDOVA
Esta es nuestra última crónica con respecto a la vida deportiva de Víctor Cruz, a quien en su tiempo se le llamó el “mejor relevista dominicano”.
Los grandes descubridores de este apaga fuegos fueron, Robertico Díaz y Rafael Luis López, los cuales visitaban la región de La Vega y sus contornos, a los fines de chequear y firmar peloteros que se distinguían en los torneos de béisbol amateur que se efectuaban en el Cibao periódicamente.
Cuando Víctor fue descubierto, se dedicaba a trabajar en las fincas que el papá tenía en La Vega y hasta allí lo visitaron los deportistas ya mencionados.
Víctor se dedicaba a la tarea de trabajar en agricultura, manejando un tractor en el cultivo de arroz, tabaco, plátano y otras cosas más. Pero, el béisbol, que era su linda bonita, hizo que se olvidara de fincas, agricultura y demás actividades, para entrarle de lleno a la pelota rentada, después de haber jugado un buen béisbol de aficionados.
Víctor dejó de ser el mejor pitcher de la Policía, despojándose de todos los atuendos de haber sido un jugador amateur, y le entró con furia al profesionalismo, convirtiéndose en un liceísta con furia.
Víctor casó con María Eufemia Veloz y procrearon cinco hijos: Víctor José, Alexander, Manuel, Liliana y Rosaura.
A los 47 años de edad, murió de problemas hepáticos, el siempre recordado Víctor Cruz, dejando una estela de buenas actuaciones. Su vida fue un poco atormentada, muere joven, se dice, tuvo un altercado con un agricultor, a quien mató en la madrugada del 8 de octubre de 1983, en un incidente cuyas circunstancias no quedaron bien aclaradas. Según la versión oficial, el disparo que provocó la muerte de Francisco Darío Gil, de 45 años, fue accidental. Lamentablemente, Víctor era asiduo a los tragos.
A Víctor Cruz se le recuerda como un fajador monticular que vivió poco, su ánimo hacia la parranda provocó falleciera a corta edad. Lamentamos su triste final, tenía muchos recursos, pero no supo manejarlos.