Errores comunes en el mundo del fitness

Listín Diario                                                                                       16 de Octubre 2017

Dafnee De Frías / Especial para LD
Para nadie es un secreto que mantener una vida saludable cuesta mucho trabajo a pesar de parecer tan sencillo en las redes sociales de las figuras del fitness.  Aunque muchos siguen sus consejos y patrones, quizás por un tema de edad, genética, tiempo o accesibilidad, los resultados se ven a largo plazo, tan así que parecieran inalcanzables.  
En el artículo pasado inicié una lista de aquellos comportamientos y/o costumbres que comúnmente vemos en las personas físicamente activas. Sin importar el tiempo que tengan entrenando, el estatus o el acceso a información que poseen, muchos de ellos  por experiencias previas o  patrones se ven cometiendo los mismos errores una y otra vez.
Mantener una rutina de salud que sea efectiva y sostenible a largo plazo  requiere de esfuerzo, siendo este aun más sacrificado y extenuante si por más que trabajas no ves resultados. Antes de salir corriendo y darte por vencido procura no estar cometiendo ninguno de los siguientes errores:
Tener cuadritos a base de abdominales
¿Alguna vez has escuchado que “Los abdominales se hacen en la cocina”? Tan absurdo como suena, así de real lo es. No importa cuántos ejercicios hagas para fortalecer esa zona, si la misma está cubierta por una capa de grasa, jamás verás las tan deseadas líneas que forman los cuadritos.
La grasa se elimina con una dieta saludable y ejercicios cardiovasculares. Para obtener músculos abdominales fortalecidos y definidos no se requiere de hacer 3,000 abdominales diarios, deberás cumplir con las recomendaciones anteriores.
Usar ropa mangas largas y fajas para quemar más grasa
En la primera parte de este artículo abundé un poco sobre lo que significa el sudor: agua GUA. El uso de ropa calurosa sólo provocará la deshidratación, sobre todo cuando entrenas en temperaturas muy altas o donde hay poca ventilación.
Ponerte una faja para “quemar grasa localizada” es una total pérdida de tiempo.  
Las fajas en la cintura suelen dar un efecto de delgadez una vez finalizas un entrenamiento; esto es debido a la pérdida de líquidos que se produce en esa zona, la cual regresará a su estado normal una vez te hidrates. Además de ser perjudicial para tu salud, no aportan nada.
Entrenar para disminuir grasa localizada
Para disminuir el porcentaje de grasa de un área del cuerpo en especifico, debes hacer ejercicios aeróbicos y cambiar tu alimentación. Resulta imposible quemar grasa en una zona en particular. Por ende, aquellos planes que te prometan una reducción de medidas focalizada probablemente te estén engañando.
Usar el truco de “Cheat Meal” varias veces a la semana y como recompensa
El Cheat Meal o la comida trampa como algunos lo conocen, es una forma de recompensa comúnmente utilizada por aquellos se que dedican a los deportes, al fitness o a los entrenamientos. La idea es tener una opción de alimentos libres a la semana. El problema es cuando esta “comida libre” sucede cada vez que la persona entiende que se lo merece, o sea cada vez que entrena.
Hagamos un ejercicio sencillo: Terminaste un entrenamiento cardiovascular de 50 minutos donde gastaste alrededor de 600 calorías, así que como te portaste tan bien e hiciste tus ejercicios te mereces una cena de la calle. Decides que vas por una hamburguesa regular que tiene más o menos 295 calorías, unas papitas fritas de 390 calorías y, por supuesto, una bebida gaseosa de 105 calorías.
No hay que ser un experto matemático para darse cuenta de que  los valores que vas a ingerir sobrepasan los que acabas de quemar.
Los Cheat Meals tienen su razón de ser y su efecto siempre y cuando procures no excederte y seguir los consejos de tu nutricionista.
Evitar el calentamiento y el enfriamiento
Si asistes a un entrenamiento grupal es importante que llegues a tiempo para aprovechar el acondicionamiento neuromuscular.
Tanto el calentamiento como el enfriamiento son importantes para el logro de los resultados.  Muchas de las lesiones comunes entre los deportistas vienen por iniciar un entrenamiento con músculos fríos. El sistema musculo esquelético necesita entrar en calor antes de ejecutar cualquier rutina de ejercicio. De igual forma, debe regresar a su estado original una vez concluida la sesión.
Evitando posible lesiones te mantienes asistiendo a tus clases con regularidad, lo que a su vez te acercará de tu meta o te mantendrá en ella.
Una nota personal:
La búsqueda de un cuerpo perfecto terminará el día en que te ames tal como eres. Existen cientos de entrenamientos, programas, dietas y suplementos que puedes tratar. Sin embargo, aquel que haga que te pares de tu cama en un día lluvioso, que manejes en un tráfico pesado para llegar, que no te impida darte el gusto de comer un helado, que no altere tu organismo por los extremos, aquel que sea progresivo y no te exija lo que aún no estás preparado para dar, que sea flexible y adaptable, que no te aburre y que se mueve contigo según progresas será el que te acompañara en tu camino. Cuando hablamos de fitness y salud no hay meta final. El ejercicio debe ser parte de tu vida al igual que una alimentación balanceada. Perder peso sólo para verte flaca, no tiene sentido. Cada persona tiene una contextura individual. El número que refleja la balanza únicamente sirve para marcarte dentro del rango que debes estar por tu edad y por tu estatura. Un exceso de ese valor pone en riesgo tu salud puesto que probablemente tengas un porcentaje de grasa alto. Un déficit, en su defecto, igualmente indica problemas. Para leer la primera parte de este articulo, dirígete a www.listindiario.com y digita en el buscarlo el titulo de arriba.