FMI constata un "notable repunte" y confianza global

Listín Diario                                                                                       16 de Octubre 2017

Las tensiones entre la institución financiera y el gobierno de EE.UU. han bajado de intensidad.

L a economía global se está “fortaleciendo” aupada por “un notable repunte en el comercio, la inversión y la confianza”, aunque persiste la preocupación por la baja inflación, afirmó el Fondo Monetario Internacional (FMI) al cierre de su asamblea anual. “Las perspectivas están fortaleciéndose, con un notable repunte en la inversión, comercio y producción industrial, junto con una confianza al alza”, remarcó el comunicado final del Comité Financiero y Monetario del FMI. En un tradicional gesto de cauteloso optimismo, el documento advierte de que “la recuperación todavía no es completa, con la inflación por debajo del objetivo en la mayoría de las economías avanzadas, y el crecimiento potencial sigue siendo débil en muchos países”. Sin embargo, lo cierto es que EN LA ASAMBLEA Las tensiones entre la institución financiera y el gobierno de EE.UU. han bajado de intensidad. José Yáñez, sostuvo que para asumir este gasto se requiere “tener una tasa de crecimiento del producto (PIB) más alta que la actual". EFE el ambiente en las innumerables reuniones y conferencias que congregan esta semana a los principales líderes económicos mundiales era casi radiante, especialmente en comparación con los años precedentes en los que se encadenaron varias crisis que situaron a la economía global al borde del colapso. La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, trató de rebajar la excitación de unas previsiones de crecimiento global del 3.6% para este año y 3.7%, las mayores desde 2010, al advertir que el principal riesgo es “la complacencia”. Incluso el tradicionalmente austero y poco llamado a la exaltación ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, reconoció al término de la reunión del G20 que el ambiente era más “relajado y optimista”. “Las cosas no han salido tan mal como se preveían”, dijo Schäuble. Pero el buen ambiente generalizado, no ocultó desafíos en el horizonte económico. En concreto, el Fondo alertó sobre la formación de burbujas financieras como consecuencia del prolongado estímulo monetario en las economías avanzados y la baja productividad que contribuye a que la inflación siga siendo inferior a los objetivos de los bancos centrales. Además, rompió una lanza a favor de propuestas consideradas tabúes hasta hace poco en la ortodoxia económica como la subida de impuestos a los más ricos y el salario mínimo universal como medidas válidas para reducir “la creciente desigualdad de ingresos”