Ángel García Berroa: de profesor a emprendedor

Listin Diario                                                                                   09 de Noviembre 2017


Florentino Durán
florentino.duran@listindiario.com
Miches, El Seibo

Ángel García Berroa: de profesor a emprendedor
Los trabajos y sinsabores que pasó junto a sus hermanos, tras la muerte de su padre, a su corta edad, fueron el detonante  que sirvió de lección de vida a Ángel García Berroa, un apasionado que apuesta al desarrollo de Miches, y que se inició siendo profesor de escuela hasta llegar a ser empresario.
Este hombre, a quien apodan Gasal, salió del municipio Miches cuando tenía 16 años. Desde entonces se ha dedicado a trabajar de domingo a domingo. Su filosofía de vida es ser trabajador y austero, proyectando la forma de servir y cambiar la vida de los demás, confiado en que el desarrollo llegará a su adorado municipio.
Revela que aprendió a trabajar por necesidad. Dado que su mamá Andrea Berroa tuvo que hacerle frente a la vida con cinco hijos, quien siendo ama de casa se mantuvo lavando y planchando pantalones por paga, para conseguir la comida de la casa.
Yo salí del municipio cuando tenía 16 años. Me he dedicado a trabajar desde el domingo hasta el domingo siguiente. Y todo lo que he desarrollado aquí ha sido fruto de mi trabajo fuera. Y lo traigo de fuera, para invertirlo aquí”..
ÁNGEL GARCÍA BERROA, productor
García Berroa indica que cada uno debió salir a buscar el sustento. Su hermano Manelo dejó la escuela en el octavo curso para ir a buscar un empleo en el ayuntamiento, que se lo gestionó Salomón Seguié, a quien considera su padre, su amigo, y guía tanto de él como de sus hermanos. Cuenta que su hermana Nina, también cursando el octavo curso tuvo que ir a trabajar en la mina de oro de Miches, y él en carpintería y albañilería, con lo que ayudaba a su madre, con Pedro Nolasco Salas haciendo aceras y contenes que fueron hechas por él como albañil, como es el caso de la esquina donde reside Siro Peralta.
Su vocación
Para 1966, García Berroa fue hasta El Seibo, donde conoció a la insigne educadora Eloina Constanzo, quien hizo de madre y guía.
“Ella me enseñó que hay que ayudar a cambio de nada. Y yo iba con ella y la acompañaba, todos los domingos a la cárcel. Pidiendo en la panadería y a seibanos les llevábamos panes a los presos que no tenían familiares”.
Revela que de ella aprendió sobre el servicio y la filantropía. Eloina lo llevó a tomar el examen para maestro normal en la escuela Juan Vicente Moscoso de San Pedro, y luego ‘de manos’, recién graduado en junio de 1970, al colegio San Juan Bautista, donde su director, el hermano Antonio Peguero, para que le nombrara y él le dijo: “Si usted lo trajo, doña Eloina, ya es profesor aquí”.
De las hermanas Eloina y Pilar Constanzo aprendió los valores, principios morales y del trabajo. Recuerda que Eloina lo dejó viviendo donde Pilar, mientras estudiaba.
Explica que en su vida su muro de consulta ha sido Salomón Seguié, hombre que lo dio todo por Miches y tras culminar sus estudios de abogado, se fue a la oficina de Wenceslao Beras, un jurista desde la cabeza a los pies, autor de libros de textos y que son parte del curriculum de la carrera de derecho.
Todo lo que García Berroa ha desarrollado en Miches ha sido fruto de su trabajo fuera. “Y lo traigo de fuera, para invertirlo aquí”, dice. Indicó que no enfrenta a nadie en sus opiniones, ni suele responder comentarios, al entender que cada quien tiene derecho a opinar, de acuerdo a la Constitución, y que él prefiere trabajar y seguir produciendo, respondiendo así con los frutos de sus proyectos y su trabajo.
Su anhelo es poder, en los próximos cuatro a cinco años, aportar de 1,000 a 1,500 empleos al municipio Miches, para lo cual trabaja desde su empresa River Beach Corporación.
García Berroa narra que tras realizar estudios de postgrado en el país, incursionó en el área inmobiliaria, donde se ha mantenido, sin dejar de reconocer que la universidad de la vida te enseña la necesidad de tener a la mano, cuando se te presenta un problema, de donde resolverlo, lo que lo ha llevado a ser creativo para mantener lo que tiene.
Refiere que hace  nueve años adquirió 600 tareas de terrenos, que eran postrero, colindante con el Central Romana. Para llegar al interior se tomaba en un mulo casi una hora. Solicitó permiso al Ministerio de Medio Ambiente, para que se pudiera entrar en vehículo, tractores y maquinarias pesadas.
Fuentes de empleos
García Berroa promueve el Parque Industrial Doña Andrea, donde tiene equipos instalados, hace un año, para comprar y revender cacao, llevarlo de semi procesamiento a una materia elaborada hasta alcanzar mejores precios y negociar con los pequeños productores de cacao, con lo que aportaría mayores beneficios y mano de obra a productores y residentes.
“Al venderlo como materia prima semi elaborada, voy a tener una rentabilidad y puedo pagarle mejor. Es un proyecto con el propósito de lograr y cooperar para la comunidad”, refiere.
Avicultura
En 1992 puso el primer lote de gallinas reproductoras, durante seis años, que abastecía la cantidad necesaria de pollos que consumía el municipio y comunidades aledañas, Miches y la región este.
Cerró la empresa al no haber precios estables.
“Llegamos a tener naves con pie cuadrados suficientes, en donde manteníamos el engorde entre 40 y 50 mil pollos con la fábrica de vender alimentos y todo’. Las cosas han cambiado y salió del negocio, al no poder ser competitivo.
Habitaciones
Sus aspiraciones son desarrollar el municipio. En el año 2000 se involucró en un proyecto turístico hotelero que va a iniciar a finales del mes de enero, en conjunto con unos socios establecidos en Cancún, México.
Asimismo, contempla la construcción y desarrollo de 496 habitaciones hoteleras, con el propósito de lograr fuentes de empleos para el municipio, que es su inquietud, desde hace más de 25 años.
Su clave
Sostuvo que la clave de su éxito ha sido trabajar 28 horas, reconociendo que el día tiene 24 horas; nunca gastar más del 25% de lo que produce, reinvertir o ahorrar  el resto y tener paciencia y calma, para esperar que las cosas se desarrollen, entendiendo que la desesperación es “la enemiga del éxito”.
La familia
Tiene una hija; Noelia García Mazara, que procreó con Violeta Mazara con quien permaneció 28 años casado.  Su primogénita, abogada, trabaja como la directora administrativa de inmobiliaria Jovero, tiene dos master graduada fuera y le ha dado tres nietos que son su adoración.
Se siente comprometido con la iglesia católica de Miches, desde 1991, cuando junto al sacerdote Miguel, reparó el techo, dado que como devoto se siente comprometido a aportar, al considerar que debe mantenerse en buen estado, pues dice que los hombres y las mujeres que acuden allí, tienen la sana intención de ayudar, como seguimiento a Sira, la matrona de ese templo.
Su padre Gregorio García, nativo de Tenares, llegó a Miches como practicante, llegó con unos conocimientos empíricos, procreo dos familias, ambas de condiciones morales incuestionables.
El proyecto
Su proyecto para desarrollo del 7 mil tareas de cacao, con lo que se siente comprometido en la finca del kilómetro 13 de la carretera Miches-El Seibo, atraería tour a la zona.
Sostuvo que el cacao, al igual que el coco tiene la ventaja de que se puede comprar en la propia mata, para lo cual tiene acuerdos con dos empresas brasileñas. Para ello cuenta con 2 mil tareas disponibles.
En la actualidad, tras rehabilitar y podar las plantaciones de cacao, tiene contratos con Comercial Roy y que desde hace dos años también adquirió novillas para que se adaptaran al clima, y de producir 300 litros actualmente aspira a 5 mil litros diarios.
El desarrollador de proyectos, sobre quienes los residentes en Miches, tienen esperanza de fuentes de empleos y desarrollo, reveló que quiere ser recordado como ‘un hombre de trabajo’ , lo que evidencia, su trayectoria.