Anímate a decorar usando palabras

Listin Diario                                                                                   09 de Noviembre 2017


Redacción La Vida
Santo Domingo

Si, como el poeta Pablo Neruda, amas las palabras y te prosternas ante ellas, inclúyelas en la ambientación de tu casa u oficina.
¿Por qué conformarse con el “bienvenidos” en la alfombra o cartel de la puerta de entrada? Con letras, palabras o frases puedes decorar un rincón especial de tu hogar u oficina. Se trata de un recurso simple, pero bastante efectivo.
Hogar y amor (o sus equivalentes en inglés, home y love) son, quizás, las palabras que con mayor frecuencia brillan en la decoración. En las festividades especiales, como Navidad y San Valentín, se suman a la lista frases alusivas a la temporada. Sin embargo, las opciones incluyen frases motivadoras, citas de personajes famosos, enunciados graciosos y -para los cristianos- versículos bíblicos.
Tradicionalmente reservada para la habitación de los bebés (donde es común exhibir el nombre del niño o solo sus iniciales), esta idea funciona bien en otras áreas de la vivienda.
Alternativas
En la cocina y el comedor, identifica frascos, enmarca una frase chistosa relacionada con la comida o el nombre de algún alimento. En la sala de estar, adorna una pared con una cita que te guste, enmarca expresiones relacionadas con la vida de hogar o coloca cojines con palabras alusivas a la temporada del año. En tu dormitorio y a modo de cabecera, coloca un letrero para desear dulces sueños o invitar al amor.
En la oficina, especialmente si se trata de un ambiente moderno y creativo, esta idea encuentra cabida. Una frase impactante en el área de recepción llama la atención de los clientes que visitan el lugar por primera vez. Por otro lado, las expresiones motivadoras y los valores de la empresa podrían influir de manera positiva en el ánimo de los empleados.
Existen diferentes formas de incluir letras o palabras en la decoración: vinilos adhesivos, letras en tres dimensiones elaboradas en madera, cuadros con textos que puedes recortar y pegar con tus propias manos, frases impresas y hasta pizarras... Tú decides.