Dicen equilibrio de mercado requiere un mayor esfuerzo

Listin Diario                                                                                     30 de Noviembre 2017

El ministro saudí de petróleo, Khalid al Falih, resaltó el alto nivel de disciplina que han mantenido hasta ahora.

El ministro saudí de Petróleo, Khalid al Falih, calificó ayer en Viena de “gratificante” el resultado del recorte de la oferta de crudo de 24 países, vigente desde enero pasado, pero advirtió de que aún se requiere “más trabajo” para alcanzar la meta de re-equilibrar el mercado. La advertencia del representante de Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, tiene lugar un día antes de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados se reúnan en la capital austriaca para decidir si mantienen limitada sus extracciones, tal y como ha defendido Riad al abogar por una prórroga hasta final de 2018. “Hace casi un año desde que se pactó el acuerdo de producción y los resultados han sido muy gratificantes”, dijo Al Falih en una reunión del comité ministerial encargado de velar por el cumplimiento del acuerdo para reducir los suministros petroleros mundiales en casi 1,8 millones de barriles diarios (mbd). En el compromiso vigente entre el 1 de enero pasado y el 31 de marzo próximo participan los 14 socios de la OPEP y otros diez productores independientes, entre ellos Rusia y México, una alianza que la prensa ha bautizado de “OPEP+”. El ministro saudí resaltó el alto nivel de disciplina mantenida hasta ahora, aunque reconoció que “algunos pocos” países aún no cumplen al cien por cien su parte, y que otros han reducido su bombeo por encima de lo pactado. Pero en total, “el cumplimiento (del pacto) habla por sí mismo (...) Hemos alcanzado una media de cumplimiento del 102% en los primeros nueve meses. Y en septiembre ese dato llegó a un impresionante 120%. Este compromiso ha tenido un efecto positivo en la confianza y estabilidad del mercado”, subrayó. Entre los “resultados sólidos” obtenidos, recordó el drenaje de los inventarios (reservas almacenadas) de crudo en las principales naciones consumidoras, donde se había acumulado el exceso de la oferta que entre 2014 y 2016 provocó un derrumbe de los precios. “Por primera vez durante este ciclo, los inventarios de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) han caído” hasta quedar en 140 millones de barriles por encima de la media de los últimos cinco años.