¡Esta Nueva Cirugía No Invasiva Podría Salvar a Miles!

Todo Mail                                                                                                10 de Noviembre 2017

Los pacientes del Dr. David Wood tienen un horario bastante único la semana en que lo visitan. Es algo así: ir al hospital, someterse a una cirugía de corazón, regresar a casa unas horas más tarde y volver al trabajo al día siguiente.
 
Esta rápida recuperación es posible gracias a una técnica de cirugía cardíaca mínimamente invasiva, en la que el Dr. Wood, un cardiólogo de Vancouver, ha sido pionero con respecto al tratamiento de la valvulopatía aórtica. El procedimiento, conocido como reemplazo valvular aórtico transcatéter 3M, se ha llevado a cabo con éxito en 411 pacientes en Canadá y los Estados Unidos.
 
nueva cirugía para el corazón
Es tan mínimamente invasivo que el Dr. Wood asegura que sorprenderá a la gente. En una entrevista con The Canadian Globe and Mail, Wood dijo que "no es necesario un tubo de respiración, no hace falta un catéter en la vejiga, puedes regresar al trabajo al día siguiente y hasta podrías estar conduciendo al día siguiente".
Todos los pacientes del Dr. Wood están despiertos para este procedimiento, que dura solo 45 minutos, y todos pudieron ponerse de pie unas horas más tarde. El 80% de los pacientes se van a casa al día siguiente.

El procedimiento de 3M se une a una tendencia creciente de técnicas mínimamente invasivas y tecnológicamente asistidas que están cambiando la forma en que los médicos realizan una cirugía que salva y cambia vidas. Los robots ahora están llevando a cabo una cirugía cerebral rápida y una cirugía ocular mínimamente invasiva, y los hospitales están utilizando la realidad virtual para entrenar a los cirujanos. En el futuro, los implantes cerebrales podrían ser una herramienta común en el tratamiento de la salud mental y en la conducción de la evolución de nuestra especie.
 
Medicina mínimamente invasiva
La cirugía a corazón abierto tradicionalmente requiere anestesia general, que coloca al paciente en un coma inducido médicamente y requiere que se conecte a un respirador para que continúe respirando. Luego, los médicos abren el esternón y pasan 3-4 horas trabajando en el corazón.
nueva cirugía para el corazón
En la cirugía para la valvulopatía aórtica, una válvula aórtica dañada, que bombea sangre oxigenada al cuerpo, generalmente se reemplaza con una válvula mecánica o tejido donado. Los pacientes que reciben esta forma tradicional de cirugía generalmente requieren varias semanas de descanso.
Para evitar esta larga y estresante prueba, con la técnica del Dr. Wood, el cirujano coloca un tubo del ancho de un dedo meñique en la pierna del paciente. A continuación, mueven un globo a través del tubo y hacia la válvula cardíaca para expandirlo, seguidos por instrumentos para instalar la nueva válvula. Uno de los participantes del estudio, Max Morton, de la Columbia británica, se sometió al procedimiento a la edad de 79 años en el Hospital General de Vancouver, una década después de que se sometiera a una cirugía a corazón abierto.
Morton en una entrevista declaró: "a las 24 horas, pensé, bueno, esto es sorprendente. Fue una experiencia increíble estar despierto todo el tiempo". Informó que cinco días después tuvo el alta y pudo ir a pescar.