Hijo de las redes

Listin Diario                                                                                   09 de Noviembre 2017

Pachico Tejada

Hijo de las redes
Hoy el pop y el reguetón son practicamente la misma cosa. Géneros que hace un par de décadas eran antagónicos hoy se dan la mano y ofrecen beneficios a intérpretes y público.
Uno de los jóvenes artistas que hoy se mueve en esos dos mundos es Abraham Mateo, cantante de música pop que se ha dejado seducir por la música urbana, que este año parió un fenómeno como “Despacito”.
El intérprete de “Mi vecina” y “Señorita”, considera que este género eso es lo que la gente está pidiendo y que es realmente con lo que más se siente a gusto en estos momentos. “Ha sido un cambio arriesgado, porque venía de otro tipo de música, pero ha funcionado muy bien”, comenta Abraham, quien promociona la canción “Loco enamorado”, que tiene más de 127 millones de visitas en Youtube, fusión de reguetón y pop que interpreta junto a Christian Daniel y Farruko.
El cantante y compositor nacido en Cádiz, España, hace 19 años, entiende que el hecho de moverse a un género masivo como el reguetón necesariamente amplía su rango de público. “De repente escucha mi música gente un poco más mayor, que sueno en discotecas, que ponen mi canción más en la radio”, explica en conversación con LISTÍN DIARIO.
Lo de moverse a lo urbano y usar como promoción las redes sociales le ha dado resultado a Abraham, quien nació en esta era dominada por las vistas en Youtube y las sonadas en Spotify, y no por las ventas de discos. “Casi todo lo que tengo se lo debo a las redes sociales, porque por ahí es donde millones de personas han podido escuchar mi música”, manifiesta, y que son una ventana para los nuevos talentos.
El público nacional 
Abraham Mateo interpretó “Loco enamorado” en el Festival Presidente, durante la actuación de Farruko. “Fue algo inolvidable, la energía del público fue algo brutal”, externa el cantante, al hablar de lo que significó estar frente a miles de personas en el Estadio Olímpico Félix Sánchez.