La bahía de Ha-Long

Listin Diario                                                                                     22 de Noviembre 2017
Redacción La Vida
Santo Domingo
Un paisaje cárstico gemelo al del Parque Nacional Los Haitises (República Dominicana), pero mucho más grande. Así luce la bahía de Ha-Long, al noreste de Vietnam, en el sudeste asiático.  
Sus 1,500 kilómetros cuadrados se distribuyen por la provincia de Quang Ninh, a unos 170 kilómetros de la capital del país, Hanói.   
Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1994 y ratificada en el 2000, es una de las siete maravillas naturales del mundo desde 2011.   
La zona protegida de la bahía, que abarca unas 150,000 hectáreas, es un atractivo turístico gracias a las formaciones rocosas que se levantan sobre las aguas y cuyo origen suele ser explicado con una sugerente leyenda local.  
El tráfico de botes turísticos atravesando los 'mogotes’, así como el colorido de los vendedores de frutas locales moviéndose alrededor, confieren al lugar un aire de gran belleza.
Vigilantes de la Bahía
• La leyenda de la formación de los pilares calizos se remonta a cientos de años atrás, a la época cuando los habitantes de la tierra que hoy ocupa Vietnam se enfrentaron a invasiones que provenían de China. Se dice que para proteger a los ciudadanos, el Emperador de Jade envió dragones que escupían joyas y piedras de jade que sirvieron, a su vez, de muro de protección.
•  Todas las facilidades de alojamiento se ofrecen en la ciudad de Ha Long, frente a la bahía. El lugar, cerca de la frontera china, se extiende a lo largo de una costa de 120 kilómetros en el golfo de Tonkín.
• Alrededor de 1,600 islas e islotes “pueblan” la bahía de Ha Long. Según la Unesco, estos conforman un espectacular paisaje marítimo de pilares calcáreos.
 “Debido a su escarpado relieve, la mayoría de esas islas están deshabitadas y su naturaleza no se ha visto nunca alterada por la presencia del hombre. Además de su excepcional valor estético, este sitio presenta un gran interés en el plano biológico”, explica la organización que le otorgó hace 23 años el título de Patrimonio de la Humanidad.