Pointe-á-Pitre: un espacio francés en el caribe

Listin Diario                                                                                     22 de Noviembre 2017
  • Pointe-á-Pitre: un espacio francés en el caribe
    Vista. Así se ve la ciudad desde lo alto de un crucero anclado en el muelle de Guadeloupe Port Caraïbes. Es un panorama que muchos gustan apreciar.
  • Pointe-á-Pitre: un espacio francés en el caribe
Alexis Almonte
Especial para LD
Pointe-á-Pitre, Guadalupe
Un conjunto típico da la bienvenida a nuestro arribo, al compás de los ritmos de “calypso” y “gwo ka” que retratan sus raíces afro antillanas. “Bienvenue á Pointe-á-Pitre”, dice el letrero que resalta en la oficina de Turismo de la terminal de cruceros del muelle de Guadeloupe Port CaraÔbes.
Entre mapas, planos y brochures, se reciben las informaciones más elementales sobre esta capital del  pequeño archipiélago que conforma en el mar Caribe una región de ultramar de Francia, área ultra periférica de la Unión Europea.
Es sábado y el panorama de alegres y ruidosos coloridos matiza el ambiente de una ciudad inmersa en su temporada de carnaval. En sus calles adoquinadas, el visitante disfrutará su estadía con una variada gama de diversiones que se perciben entre sus calles y plazas. Entre las más animadas y de mayor actividad artística y cultural están las que se desarrollan en la populosa Rue St John Perse.
Resalta en su intersección con la Rue Noziéres, la estatua del icónico Vélo, alias de  Marcel Lollia, el músico más popular de  Guadalupe, reconocido por haber rescatado e impulsado el “gwo ka” o “wa ka”, música tradicional folclórica que tocaban los esclavos en su etapa histórica más primigenia.
En la misma  esquina, un conjunto típico interpreta las composiciones más emblemáticas del legendario artista, en medio de la frenética agitación de las excitadas bailadoras que zarandean sus cinturas ante los turistas agolpados en el sitio.
Las reminiscencias más trascendentes de los años de dorada bonanza en esta ciudad tienen como viva expresión las viviendas de listones de madera, de dos a tres pisos y grandes balcones que se distinguen en Rue Peynier.
Esta vía de apenas cinco cuadras, llena de tiendas y negocios, la más antigua de la ciudad, fue en los años bonancibles del siglo XVIII el hábitat de las clases sociales más opulentas y prósperas.
¿Qué ver y visitar en Point-á-Pitre?
Orientados por mapas y planos de Turismo, podemos ubicar en pleno corazón de la ciudad, el pintoresco Marché Saint Antoine, también llamado Mercado Central.
Llama la atención en este espacio de visita obligada de la Place Saint Antoine, el aroma característico y penetrante de las especias que se ofrecen al público junto a variados ponches y licores caseros, vegetales y otras mercancías.
Más allá del centro de la ciudad, en el Marché de la Darse, típico mercado al aire libre, situado en la dársena de uno de los muelles más importantes de Point- ‡- Pitre, podemos adquirir ofertas que van desde artesanías, vegetales y frutas tropicales.
Pero su principal atractivo, lo que más buscan en la plaza son los pescados y mariscos frescos que pueden adquirirse incluso vivos, en las típicas embarcaciones que flotan a orillas de la bahía. Del otro lado de la calle está la Place Victorie o Plaza de la Victoria, epicentro de encuentros citadinos, rodeado de tiendas, restaurantes y otros negocios, que frecuentan tanto los visitantes de fuera como los propios lugareños.