Desayunos de cafetería que nunca debes pedir (y los comes a menudo)

MSN                                                                                                 01 de Diciembre 2017

Vamos a mil por hora y ni siquiera tenemos tiempo de desayunar como personas normales. Sentados y en casa. Nos levantamos con la hora pegada a la parte trasera del cuerpo, nos duchamos, nos vestimos y tirando, que llegamos tarde a trabajar. ¿Resultado? Acabamos comprando algo en la cafetería más cercana a la oficina. Está rico, es indudable, pero esta costumbre que has cogido últimamente está pasándote factura en tu figura y tu bolsillo.
Deberías plantearte hacerlo en casa. (iStock)© Externa Deberías plantearte hacerlo en casa. (iStock)
Si vas a cambiar de hábitos, guay. Si no, y es probable que ya no lo hagas hasta enero por aquello del 'año nuevo vida nueva', te dejamos a continuación los peores desayunos, desde el punto de vista saludable, que puedes tomar en una cafetería. Y adivina: los comes a menudo.
1) Batidos de frutas
Vas de 'healthy' y no tienes ni idea. Los 'smoothies' o batidos pueden parecer una buena opción, ya que están cargados de fruta y verdura. Están de moda, todas las celebrities los toman. Son sanos, pero según la Fundación Británica del Corazón, al mezclar diferentes frutas los azúcares naturales se liberan, convirtiéndose en azúcares libres, que son justo los que tenemos que reducir para mantener un peso saludable.
2) Zumo
Desayunar un zumo no es malo, pero sí si únicamente consumes eso. Si no tomas suficiente proteína por la mañana, te morirás de hambre a medio día. El jugo de frutas está genial si lo combinas con otro alimento proteico que compense los hidratos y el azúcar de este. No obstante, no es recomendable tomarlo todos los días.
Un estudio publicado en 'Diabetes and Endocrinology' aseguraba que el consumo frecuente de esta bebida puedefavorecer la aparición de enfermedades como la diabetes de tipo 2, problemas cardiovasculares y obesidad, en cuanto que provoca que se disparen los niveles de azúcar en la sangre en un nivel semejante que el de otras bebidas azucaradas.
3) Tortitas
Las tortitas contienen carbohidratos refinados, y si le añades miel de mala calidad o algún sirope, el azúcar se multiplica. Son calorías vacías que solo te van a provocar un chute de insulina, para pasadas unas horas tener un bajón impresionante. El cuerpo te pedirá más azúcar, y te verás obligado a consumir alimentos similares para poder aguantar la jornada.
4) Sándwiches
Aunque desayunar sándwich puede parecer una buena opción, no lo es tanto. A menudo está cargado de grasas, fritos, procesados y de carbohidratos refinados que no tienen ni un poco de fibra. Mejor evítalos a primera hora de la mañana, pues harán que vayas todo el día arrastrando los pies. Lo mejor es que te lo hagas en casa, pues este solo llevará pan, jamón y queso, y te saldrá por unas 250 calorías. El de la cafetería, en cambio, contendrá mantequilla o aceite.
5) Barritas
La gente asume automáticamente que estas son sanas pero normalmente tienen los mismos ingredientes que una 'cookie' e incluso más azúcar. Incluso las que son de grano entero que se espolvorean con avena. Mira atentamente y con mucho cuidado el etiquetado de cualquier variedad que compres en la tienda y elige los que tengan menos de ocho gramos de azúcar.
6) Bollería
Bollos rellenos de crema, palmeras, sobaos, bollos de cacao y similares. Suelen ser alimentos altamente calóricos, poco nutritivos, que favorecen la obesidad y pueden ser adictivos por llevar cantidades importantes de azúcar y grasas. Debe moderarse su consumo por los riesgos de sobrepeso que pueden ocasionar.
7) Donut
En comparación con los bollos envasados, un donut fresco puede no parecer (tan) malo, pero la mayoría tienen un 35-40% de grasas trans, las cuales están vinculadas a la obesidad, a las enfermedades del corazón y del cerebro, así como al cáncer. Todo ello sin contar con todo el azúcar y aditivos alimentarios que la mayoría de donuts contienen. Uno de tamaño medio contiene nada menos que 300 calorías, de las cuales casi la mitad son grasas y la otra mitad carbohidratos.
8) Bacon
No es bueno para la salud ni para la figura, por lo que debes dejar ya de desayunar huevos con bacon. Según la investigación publicada en la revista 'Circulation', el consumo diario de carnes procesadas saladas como el tocino puede aumentar en un 42% el riesgo de padecer enfermedades del corazón y un 19% el de diabetes. Al respecto, un estudio en la Universidad de Columbia encontró que comerlo 14 veces al mes estaba vinculado a un aumento significativo del riesgo de enfermedad pulmonar.