¿Entrará el récord de jonrones de Francisco a la lista de irrompibles?

Diario Libre                                                                                     19 de Diciembre 2017

Image
SANTO DOMINGO. Los 927 hits de Luis Polonia, las 395 carreras remolcadas de Rafael Batista, las 86 victorias de Diómedes Olivo o las 1336 entradas de Federico Olivo. Un breve paso por los líderes de todos los tiempos en la pelota dominicana deja poco espacio para el alcance en el contexto actual.
Los jugadores cotizados tienen vidas efímeras en la Lidom porque el gran dinero que se paga en el norte los blinda y los destacados que no se establecen en las Grandes Ligas tienen en Asia ofertas lo suficientemente atractivas para obviar el torneo doméstico.
Juan Francisco puede que haya entrado a ese círculo de irrompibles con su nueva marca de jonrones, si bien Mendy López apenas estuvo cinco años con el récord (desde 2011) y Félix José la mantuvo por seis (desde 2005) cuando superó a Ricardo Carty. Antes de este triplete de quiebres en 11 años Carty fue dueño por 32, desde 1973 cuando acabó con las 15 temporadas que Alonzo Perry reinó.
De los jugadores activos Nelson Cruz es el más cercano a Francisco con 33 vuelacercas, pero además de que tiene 37 años la última vez que el toletero de los Gigantes jugó en la serie regular fue en 2012 y está descartado para la actual.
Héctor Luna acumula 27 cuadrangulares, pero a punto de cumplir 38 años ni jugó en el verano ni ha estado vinculado a equipos después de haber sido dejado libre pos las Águilas en agosto pasado.
Diory Hernández es el bateador que ha tomado parte del torneo actual que más bambinazos acumula tras Francisco, con 21. Pero el infielder del Licey tiene 33 años, ha perdido la titularidad, y su último jonrón en serie regular lo pegó en 2015 por lo que el poder también parece haberse encogido.
Tras Diroy, entre los que han jugado este curso siguen Moisés Sierra, Junior Lake y Mauro Gómez, empatados con 19. Lake es el más joven del grupo, con 27 años y le sigue Sierra, con 29 en su décima campaña. Pero el Caballo Azul tiene 30 abriles por lo que tiene el camino allanado para si mantiene la salud y permanece activo en la liga extender su récord a niveles “inalcanzables”.
Francisco ni pudo batear los pitcheos rompientes en el Big Show y su única experiencia en el Lejano Oriente terminó mal. Pero, tras confrontar serios problemas por lesiones, la velocidad de su swing ha vuelto y puede tener otras oportunidades.