La Navidad

Listin Diario                                                                                     22 de Diciembre 2017
  • La Navidad
Dr. Ernesto Díaz Álvarez
Director Asociación Instituto Dominicano de Cardiología
Llegó la época más bella y agradable del año: la Navidad, época de temperaturas frescas, de reflexiones, de manifestar cariño y entrega; pero también de mucho estrés psicológico y social, de excesos en el comer y en el consumo de alcohol que sin darnos cuenta pueden introducir cambios en nuestro estilo de vida que provoquen que el corazón nos pase factura.
Los tantos compromisos sociales, la prisa y los gastos pueden convertir la Navidad en una carrera de obstáculos para la salud cardiovascular.
Nuestra columna Cardiología para Todos les desea una Navidad cardiosaludable y un próximo año venturoso, esperanzador y con buena salud.
Las navidades son una época de alegría, celebraciones, encuentros familiares, comilonas y bebentinas, lo que nos expone a todos a la tentación de romper nuestra rutina de ejercicio y quebrantar nuestra dieta, tanto en lo que respecta a la ingesta de calorías (muchos tragos), como a grasas saturadas y trans, y desde luego perder nuestro equilibrio cardiovascular y metabólico.
Siempre tratamos de llevar consejos sobre cómo comportarnos y evitar una resaca mayor:
ï Coma con moderación. Se recomienda utilizar la mesura y el control de las raciones que se consumen, muy especialmente los enfermos cardiovasculares y aquellos con factores de riesgo.
ï No pretendemos prohibir totalmente en esta época que usted ingiera algo de grasa (puerco asado y pasteles en hoja), pero sí queremos que sea precavido con aquellos alimentos muy altos en grasas saturadas y grasas trans y que no abuse de vísceras, embutidos, patés y mantequilla.
ï Entre comidas haga algunas pausas, no se siente en todas las mesas (amigos, casa y empresas), no coma en abundancia más de cinco comidas por día.
ï No olvide su rutina de ejercicio, recuerde que en esta época se ingieren más alimentos y bebidas.
ï Nunca se acueste inmediatamente coma; espere por lo menos dos horas hasta que su digestión se haga correctamente.
ï Si se siente lleno y debe ingerir más alimentos, en la próxima comida consuma vegetales, frutas y verduras.
ï No abuse del alcohol, recuerde que es azúcar (calorías), procure las bebidas de menos graduación, para evitar el aumento de peso y los trastornos de la conducta que provocan.
ï Evite en lo posible los abusos con los azúcares y si usted padece de diabetes esto incluye las llamadas “especiales para diabéticos”.
ï Si está medicado, no deje de cumplir con las órdenes de su médico; no existe razón en el mundo que justifique el abandono de su medicación.
ï Recuerde en enero o febrero del próximo año acudir al chequeo médico, el cual debe incluir control de laboratorio.
Que el Señor los bendiga a todos. Nos vemos el próximo año.