Lento Mercado de Grandes Ligas

Listin Diario                                                                                     22 de Diciembre 2017
  • Lento Mercado de Grandes Ligas
Kevin Cabral
kevcabral@hotmail.com | Twitter: @kevcabral
 Hace cerca de dos semanas, los Yankees de Nueva York completaron el movimiento más relevante de esta temporada muerta adquiriendo a Giancarlo Stanton desde los Marlins de Miami a cambio del infielder dominicano Starlin Castro y dos prospectos también del patio.
Unos tres días después, los Marlins continuaron el desmembramiento del mejor outfield de las Grandes Ligas, enviando a Marcell Ozuna a los Cardenales de St. Louis en un paquete donde los principales jugadores pasando a la franquicia del sur de la Florida fueron los dominicanos Sandy Alcántara (lanzador) y Magneuris Sierra (jardinero).
Antes que eso, los Serafines de Los Angeles en Anaheim aseguraron los servicios del lanzador y jardinero japonés Shohei Otani, quien era el agente libre más codiciado por la combinación de su habilidad y mínimo costo dentro de las actuales circunstancias.
Estas han sido las transacciones que más han dado que hablar en un período de movimientos que se ha caracterizado por su inactividad. Lo que ha ocurrido en esta temporada muerta es una muestra del cambio de actitud de la mayoría de oficinas de operaciones de Grandes Ligas con respecto a otorgar contratos a largo plazo. No se trata de conspiración como se vivió en la década de los 80. Esto es diferente.
Así las cosas, agentes libres como Eric Hosmer, J.D. Martínez, Yu Darvish, Jake Arrieta y Wade Davis continúan sin hogar para la próxima temporada cuando ya casi termina el año 2017.
Luego del revuelo que causaron los Yankees con la adquisición de Stanton, ha resultado interesante la actitud de los Medias Rojas de Boston y Dave Dombrowski, su principal ejecutivo de béisbol. Hasta ahora, los Medias Rojas se han limitado a extender un contrato de dos años a Mitch Moreland, declarándose fuera de la competencia por los servicios de Hosmer.
Pese a necesitar un bateador de poder para insertar en el medio de la alineación, Dombrowski ha operado de manera conservadora con J.D. Martínez, quien parece ser exactamente lo que le hace falta a la ofensiva “bostoniana”.
Scott Boras, agente de Martínez, supuestamente busca un contrato de seis o siete temporadas para el jardinero y bateador designado de 30 años. La aspiración no luce realista, tomando en cuenta la edad de Martínez, su tendencia a lastimarse y el comportamiento del mercado en el pasado reciente.
Dombrowski está consciente de eso, y parece decidido a esperar pacientemente hasta que las aspiraciones del súper agente se acerquen más a la realidad.
La estrategia de Boston constituye un problema para Boras en su afán de colocar a dos jugadores de alto valor como Hosmer y Martínez. De alguna manera necesita que los Medias Rojas estén involucrados en la carrera por al menos uno de los dos para tener mejor poder de negociación.
Volviendo a los Yankees, la salida de Castro unida al cambio que llevó a Chase Headley a los Padres de San Diego significa que el gerente Brian Cashman tiene huecos que cubrir en la intermedia y la antesala, además de su necesidad de mejorar la rotación del conjunto con miras a la próxima estación.
Mike Moustakas, quien viene de una temporada en la que pegó 38 jonrones, sería una excelente opción para la tercera base dependiendo de su precio. El prospecto venezolano Gleyber Torres es una alternativa interna para la segunda almohadilla.
Por otra parte, los Yankees manejan un exceso de jardineros que quisieran resolver negociando a Jacoby Ellsbury, sabiendo que tendrán que asumir una gran parte de su contrato. Los Gigantes de San Francisco, que ya adquirieron a Evan Longoria, necesitan con urgencia un jardinero central y son un destino probable para Ellsbury.
Los Yankees podrían utilizar la porción del salario de Ellsbury que se ahorren para firmar un abridor más. Hasta ahora, tienen la cuarteta de Luis Severino, Masahiro Tanaka, Sonny Gray y CC Sabathia (recientemente retenido con un contrato de un año), además de Jordan Montgomery.
Supuestamente han tenido conversaciones iniciales con los agentes de Yu Darvish, pero parecen dispuestos a esperar que el mercado del japonés se desarrolle en lugar de actuar rápidamente y quizás terminar sobrepagando. Mientras tanto, los agentes de Darvish también han tenido encuentros con los Cachorros de Chicago y Astros de Houston.
A pesar de ser la franquicia de mayor poder económico en el negocio, los Yankees (igual que los Dodgers) están tratando de mantenerse por debajo del límite del llamado “luxury tax” (o impuesto por lujo) de forma que puedan disminuir las penalidades que deben pagar  de cara a la agencia libre del período 2018-19, que estará repleta de talento, con los nombres de Bryce Harper y Manny Machado posiblemente encabezando la lista.
El hecho de que estas franquicias no estén actuando agresivamente en el mercado afecta a todos los jugadores disponibles y al mismo tiempo incrementa las posibilidades de equipos de menor poder económico de tener acceso a ese talento, a medida que su valor disminuye.
Será interesante ver el comportamiento del mercado entre este momento y el inicio de los campos de entrenamientos. Hay que mantenerse en “sintonía”.