Vecindarios y barrios

Listin Diario                                                                                     01 de Diciembre 2017
Marcio Veloz Maggiolo
La nueva ciudad creada por Nicolás de Ovando fue el resultado de un supuesto cambio climático que obligaría a su traslado desde la parte oriental del rio Ozama hacia el farallón occidental como una especie de rechazo a las acciones colombinas. Pero mucha de la gente que vivió en la zona no hizo la mudanza. Las estadísticas confirmadas sobre restos en la vieja villa fundada en 1498 por Bartolomé Colon, estudiadas por Veloz Maggiolo y Elpidio Ortega, revelan que luego de la fecha en que se funda la ciudad en la margen occidental del rio Ozama, muchos de los habitantes de la villa a la que el mismo Colón llamó Santo Domingo en una carta, dándole el nombre al firmarla, se mantuvieron en el lugar. Es preciso confirmar y pensar que allí había conucos, animales domésticos de varios tipos y cosechas por recolectar. Además, había propiedades ya establecidas. Ovando consideraría que su pleito para fundar estaría en la parte occidental y no en una villa colombina, creada por un hermano del Almirante, lo que se evidencio desde el principio cuando desde su toma de posesión se opuso a la presencia de los Colon, con su negativa a ayuda al Almirante cuando retornaba de su último viaje. La tradición habla de un huracán y de hormigas ---¿hormigas coloniales, tal vez llegadas en las carabelas o sobre un oleaje imaginario? Ovando, hombre de armas y de batallas pensaría, (y me permito verlo a mi modo), que un Virrey extranjero y con ausente biografía que honrase su perfil bélico, era una injusticia frente a cualquier posible sucesor que, como él, tenía el reconocido valor de haber luchado contra los moros, y la biografía guerrera que había ennoblecido su estirpe. El verdadero Virrey, en su momento y casi de facto por sus ejecutorias vino a ser Frey Nicolás, quien sería uno de los mayores maldicientes de Colón.  
Estas sugerencias, que proveo más allá de datos concisos, fueron en parte las que basadas ya en un descrédito creciente afectaron el poder de Colon recuperado mucho después por su hijo, luego de graves trastornos y grandes reclamos.