“Fuente de placer: cocinar para alguien amorosamente”

Listin Diario                                                                                     12 de Enero 2018
  • “Fuente de placer: cocinar para alguien amorosamente”
    Disciplina. ¿Ese proceso de escribir con este tipo de concepto se da de forma natural o utiliza algún método?
    Siempre procuro meditar para que antes de escribir, esto suceda, lo único que tienes que estar es abierto, y la información llega.
Lily Montaño Grullón
Especial para Listín Diario
Santo Domingo
La escritora mexicana Laura Esquivel, autora del éxito en ventas de la década de los noventa “Como agua para chocolate”, aborda el tema de la cocina en muchos de sus libros por reconocer que es parte de sus pasiones. “La luz siempre está interactuando con la materia, la nutrición no solo es química es también energética”, resalta.
La instructora del taller de asesoría de guiones Tlaxcala y Oaxaca e instructora del taller Laboratorio de escritura en Oaxaca, Michoacán y España (1999), habló del tema durante su participación en la III Conferencia Mundial de la paz y de la luz con el tema ‘Cocinando Luz’. La actividad fue realizada en el hotel Catalonia.  
El tema de la cocina o de la comida es muy recurrente en muchos de sus libros, ahora mismo también de su ponencia en esta conferencia. ¿Considera que la cocina puede transformar las emociones?
Influye totalmente en las emociones. Es parte fundamental, es un ingrediente más con lo que tú estás haciendo. De los elementos que conforman la naturaleza tú estás haciendo uno solo y ¿qué te diré?, ¿cuál es ese ingrediente aglutinador?, pues es una emoción.
En algunas de sus novelas relacionadas con la cocina, se ve como tema fundamental la cocina casera, dejando al descubierto que los legados son transmitidos de generación en generación. ¿Considera que en la actualidad esto permanece?
No sé como sea en México, pero entiendo que se mantiene a pesar de lo que es el crecimiento de la industrialización de los alimentos.
¿Cómo ve ese panorama?
Obviamente ha habido un rompimiento generacional, por eso estamos viviendo los problemas que estamos afrontando, de obesidad, de diabetes, de pérdida de tradición, y vemos también a muchas mujeres que dejaron de cocinar porque creyeron o se vieron forzadas a entrar en el sistema de producción y de salir de sus casas para incorporarse a un sistema productivo; entonces, estos son los resultados que estamos viviendo dramáticamente en todo el mundo. A mí me sorprende mucho que ahora los jóvenes, los varones, son los que cocinan bastante y también por otro lado, ahora los libros de cocina o los programas de televisión en los que se cocina, los jovencitos y las jovencitas están buscando aprender y ver, y les apasiona este tipo de programas, precisamente por esta búsqueda, para reconectar con esta tradición.
Ha sido desde educadora, hasta guionista de cine, ¿con cuál de todas estas facetas, además de escritora, se siente más satisfecha y cuál es su verdadera pasión?
No, fíjate que todas. Realmente, disfruto todo lo que hago.
Cuando saca una nueva obra literaria, ¿el lograr que sea un éxito representa algún tipo de presión?
No, yo realmente creo que lo importante es prestar voz a un espíritu universal o como le quieras llamar. Uno tiene que ser la voz que se teme escuchar o la voz que se necesita escuchar en ese momento, y ser lo más honesto, de poner todo de su parte para que esto suceda y sea nada más uno como medio a través del cual pasa una corriente de palabras, de información, de amor hacia los demás.