Qué debes saber sobre la dieta del tomate (y por qué viene bien para dejar de fumar)

MSN                                                                                     12 de Enero 2018

Tanto si fumas como si no, esto te va a interesar. Especialmente si eres de los primeros. En ese caso, no hace falta que te recordemos que el tabaco es perjudicial para la salud, pero aun así lo vamos a hacer. Se trata de una droga estimulante del sistema nervioso central. La nicotina que contienen los cigarrillos es enormemente adictiva, y lo que produce dependencia. Durante la combustión, se originan más de 4.000 productos tóxicos diferentes, entre los que destacan los alquitranes, el monóxido de carbono y sustancias irritantes.
Esta droga legal es la responsable de 60.000 muertes anuales en España; de todos ellos, entre 1.500 y 3.000 son fumadores pasivos, advierte la Sociedad Científica Española de Estudios sobre el Alcohol, el Alcoholismo y las otras Toxicomanías, Socidrogalcohol.
La entidad cifra además en un 23,9% la población española que fuma y que, a pesar de que el número de adictos ha caído cuatro puntos en dos años, nuestro país aún ocupa el noveno lugar en Europa. De hecho, el Ministerio de Sanidad estima que a el lo largo del siglo XXI, el tabaco matará a más de mil millones de personas.
(Ojo, la que escribe fuma, así que si eres fumador, estamos en las mismas, amigo. No te sientas atacado ni juzgado.)
© Proporcionado por El Confidencial
Aunque hace décadas, el tabaco era considerado como chic y glamuroso, ahora produce la imagen inversa. Además de matar, esta droga causa muchos efectos a nivel estético, entre las que se encuentran, según el Ministerio de Sanidad: arrugas prematuras; manchas en los dientes, infecciones y caries dentales; mal aliento y mal olor corporal; y manchas amarillentas en uñas y dedos.
A corto plazo, y sobre todo en los consumidores más jóvenes, encontramos un aumento de catarros de repetición y de la tos; una disminución del rendimiento deportivo; y pérdida de apetito.
La solución: dejarlo y... tomate
Está claro que para paliar los efectos negativos del tabaco lo mejor es dejarlo. Pero, aunque lo hagamos, tardaremos en desintoxicarnos del todo y en reparar el daño causado a nuestros pulmones. ¿Qué podemos hacer? Un estudio de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, nos da la clave: la dieta del tomate.
Según esta investigación, publicada en el European Respiratory Journal, seguir una dieta rica en tomates frescos y manzanas mantiene los pulmones jóvenes y repara el daño causado por el hábito de fumar.
Durante el experimento, las personas que comieron porciones de estas frutas todos los días, mejoraron su capacidad de inhalar y exhalar aire a medida que envejecían.
Los investigadores midieron la función pulmonar de 650 adultos en 2002 y, nuevamente, lo volvieron a hacer diez años para ver cómo habían cambiado. El análisis muestra que aquellos que comieron más de dos tomates o más de tres porciones al día experimentaron el declive más lento.
© Proporcionado por El Confidencial
Las manzanas fueron particularmente efectivas para mantener los pulmones jóvenes. Y los resultados fueron mucho más destacados en los exfumadores. Los expertos determinaron que sólo lo se obtuvieron beneficios al comer frutas frescas enteras, y no en zumo o salsa.
Frutas, buenas para todo
La profesora Vanessa Garcia-Larsen, colaboradora en dicho estudio, alentó a las personas a comer más fruta fresca. "Este estudio muestra que la dieta puede ayudar a reparar el daño pulmonar en personas que han dejado de fumar. También sugiere que una dieta rica en estos alimentos puede ralentizar el proceso natural de envejecimiento del pulmón, incluso si uno nunca ha fumado".
La experta añade que "los hallazgos respaldan la necesidad de recomendaciones dietéticas, especialmente para las personas en riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias".
La función pulmonar comienza a reducir alrededor de los 30 años de edad a velocidad variable dependiendo de la salud general y específica de las personas. "Nuestro estudio sugiere que comer más frutas de forma regular puede ayudar a atenuar la disminución a medida que las personas envejecen, y hasta podría ayudar a reparar el daño causado por el tabaquismo", añade.