Residentes de La Ciénaga y Los Guandules quieren casas

Listin Diario                                                                                     05 de Enero 2018

Dilema. Las familias quieren saber cuál será su destino tras el desalojo, aunque esperan por una casa.
Katheryn Luna
katheryn.luna@listindiario.com
Santo Domingo
Que serán desalojados es lo único que conocen del proyecto Nuevo Domingo Savio los residentes de los barrios Los Guandules y La Ciénaga, a orillas del río Ozama, donde el Gobierno se propone sacar a 1,400 familias de las zonas vulnerables.
Hay confusión en si serán trasladados a otra zona, si construirán un complejo de viviendas o si se les entregarán los recursos económicos para que se busquen una nueva vivienda, cosa que no aprueban.
Aseguran que fueron censados sorpresivamente hace varios meses y que desde entonces no les han explicado nada sobre el proyecto. Lo único que conocen, afirman, es lo que se difunde a través de los medios de comunicación.
La esperanza es que el proyecto, que será ejecutado por la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita (URBE), con un costo de más de 2,000 millones de pesos en su primera etapa, les dé la oportunidad de una vida digna y lejos de las inundaciones.
Según las explicaciones del Gobierno, para efectuar el desalojo, a partir del próximo mes, les pagarán las mejoras para que el beneficiario decida dónde vivir, lo que explica que no se trata de un complejo de viviendas, sino de “intervención y mejora urbana”.
Lucas Altagracia, quien ha vivido durante más de 25 años en La Ciénaga, dijo que escuchó que el gobierno les daría dinero a quienes viven a orillas del río, pero que en realidad lo que necesitan es una vivienda donde habitar dignamente con su familia.
“Si nos van a sacar de aquí por lo menos que nos den una casa”, dijo Lucas, mientras mostraba la condición de su vivienda, a medio construir, porque la que tenía fue derribada por el huracán Irma.
As imi smo , Digna Sánchez, tambiénresidente en la zona, dijo que ella y sus hijos fueron censa- dos pero que no saben, igual que sus vecinos, qué abarca el proyecto y qué será de ellos cuando los desalojen, dudas que provocan resistencia al traslado.
“Esperamos que nos deje algo bueno, que si nos desalojan de aquí nos lleven a un lugar bueno para vivir”, dijo Antonio de los Santos, con más de 30 años viviendo en la ribera del Ozama.
Proyecto
De acuerdo con informes de URBE, Nuevo Domingo Savio es un proyecto de intervención para solucionar los problemas de inaccesibilidad, inundaciones, inseguridad, insalubridad y la ausencia de espacios públicos.
El proyecto impactará a al menos 45,000 personas y en la primera etapa serán desalojadas 1,400 familias de la zona de riesgo de inundaciones por las aguas del río Ozama.
Abarcará un área de 102,49 hectáreas, 45,15 en La Ciénega y 57,34 en Los Guandules, o sea, 1.30 kilómetros cuadrados.
En cuanto a la avenida perimetral, Paseo del Río, esta tendrá tres kilómetros y se construirá en la ladera oeste del río Ozama, para conectar a esos sectores con la Ciudad Colonial y con las estaciones del Metro y del Teleférico de Santo Domingo localizadas en la cabecera del puente Francisco del Rosario Sánchez (de la 17).
El proyecto también abarca construcción de escuelas, liceos, estancias infantiles y centros de acopio de residuos sólidos.

Comentario del Dr. Carlos Juan Musa Hazim:
Que se vayan para su lugar de origen y sea ahí donde se la construyan!!!