Sa penya: un barrio donde mora el arcoíris

Listin Diario                                                                                     03 de Enero 2018
Carmenchu Brusíloff
Santo Domingo
Érase en un tiempo un barrio de pescadores y marineros. De aquellos moradores solo quedan las remembranzas, pero Sa Penya, de empinadas callejuelas, pequeñas plazas y casas mayormente blancas tiene hoy entre sus peculiaridades, según comentan muchos visitantes, alojar la zona gay de la ciudad de Ibiza, en especial en la Carrer de la Mare de Deu (Calle Madre de Dios o calle de la Virgen. Con uno u otro nombre aparece en los planos).
Acompañada de mi hijo Alexis, hacia este vecindario extendido sobre un promontorio me encamino desde La Marina, la zona aledaña, de la cual las separan dos calles: Emili Pou y Manuel Sorá. Son las 12:00 del mediodía de un día luminoso, de atmósfera despejada y airecillo refrescante. En el mirador de Sa Riba nos detenemos a contemplar el mar Mediterráneo. La mirada se dirige hacia los arrecifes y las rocas que, cual oscuras criaturas marinas, emergen en medio de las plácidas aguas de un límpido azul. El panorama invita a dejarse llevar por la fantasía. A lo lejos se percibe la silueta del faro.
Deambulamos por la calle de la Virgen, donde en la casa número 80 llama mi atención un pequeño letrero escrito a mano: ‘Ladrón, para de robar los maceteros. Cuando te pille, verás’. La advertencia mueve a risa, pues lo que a ojos vista se muestra son dos maceteros de metal oxidado y una plantita que en modo alguno llama a la admiración. De esto deduzco que, como alguien en la web escribiera, por estos entornos hay muchos rateros. Es obvio, además, que el residente de esta casa no está temporalmente residiendo en ella.
Apenas uno que otro peatón nativo vemos por la calzada. Los escasos caminantes que en forma aislada diviso son turistas, igual que nosotros, fáciles de reconocer: nos paramos a tomar fotos. Lo más probable es que terminada la temporada de verano ya en la estación de otoño (octubre de 2017) no quedan vacacionistas en la zona alojados, y la mayoría de los lugareños se ha marchado al trabajo en otra parte de la ciudad. Aquí la vida aparenta ser nocturna. Tres locales cerrados a cortos pasos unos de otros llevan nombres que tienden a pensarlo así: Sunrise, Oh Diosa y Mama Pomela. En general, el ambiente luce un tanto abandonado, con esa pátina del tiempo que provoca nostalgia de un antaño mejor.
En el trayecto por la calle de la Mare de Déu hay en algunos balcones ropa tendida a secar. Junto a varias entradas residenciales descienden banderas del arcoíris, símbolo del orgullo gay y lésbico, mientras de acera a acera cuelgan banderines todos negros; o todos blancos, al tiempo que en varias otras filas son en apariencia trozos de tela que por el agua y el sol lucen desgarrados y desteñidos, aún cuando se perciben todavía sus distintos colores. En ellos se suceden, aunque no en orden exacto, los colores que componen la bandera del arcoíris (rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta), En esta andadura es esta la única vía donde observo tal despliegue. Lo que sin embargo abunda adosados a las paredes exteriores de distintas calles son los cables de teléfono o televisión, contaminando las fachadas y desdibujando cualquier belleza surgida del entorno.
Mientras vamos en ascenso por este promontorio, de calles únicamente peatonales y que en lo más alto alcanza hasta Dalt Vila, el centro histórico de Ibiza (por un lado al baluarte de Santa Lucía y por otro hacia el portal ses Taules, la entrada principal a la antigua ciudadela), descubrimos pequeños detalles que atrapan la atención: una bonita enredadera en una casa junto a la puerta de lo que posiblemente sea un club nocturno o, como poco antes, una larga y muy inclinada escalinata. Desisto de subirla aunque me pierda de un rincón lleno de encanto. Solo de ver su altura me resulta fatigante. Retornamos a La Marina.

ALGO MÁS

• Sa Penya es una de las cuatro zonas en que se divide el municipio de Ibiza. Las otras zonas son Dalt Vila, La Marina y El Ensanche.
• Ibiza es uno de los cinco municipios, además de la capital, de la isla de Ibiza, en las Islas Baleares, España.