Banco Santander reforzará sus inversiones en Argentina


Listin Diario                                                                                     12 de Febrero 2018

La inversión irá destinada principalmente a innovación y desarrollo tecnológico

Banco Santander confía en el futuro de Argentina y el potencial de crecimiento del país, por ello invertirá más de 20,000 millones de pesos (unos US$1,041,5 millones), en 3 años y se ha fijado entre sus objetivos duplicar en ese mismo periodo el volumen de créditos concedidos a la clientela. Esta inversión irá destinada principalmente a innovación y desarrollo tecnológico, pero también a la modernización de edificios y sucursales, además de a la promoción de una nueva sede corporativa en la ciudad de Buenos Aires que albergará a unos 3,000 empleados. Santander Río, la filial del grupo español en Argentina, es el primer banco privado del país por volumen de créditos y depósitos; cuenta con 3.6 millones de clientes, cerca de 480 oficinas y más de 9,000 empleados, después de adquirir el negocio minorista de Citi.

Esta operación le permitió sumar más de medio millón de clientes, 70 sucursales y obtener un beneficio neto de 359 millones de euros (US$439,8 millones de al cambio actual) en 2017, un 14% más en euros constantes, gracias al aumento de los ingresos de clientes, que compensaron los gastos por la integración. Para Santander Río la prioridad es crecer de forma orgánica, pero, según han explicado a Efe durante un encuentro responsables del banco, esperan que se produzca una mayor concentración bancaria, lo que redundará en una mayor eficiencia y aseguran que la entidad está dispuesta a estudiar las oportunidades de compra que surjan. Y es que actualmente operan 75 entidades en el país, aunque solo cinco concentran la mitad del crédito en un sistema financiero rentable pero “pequeño”, en comparación con otras economías latinoamericanas. El crédito en Argentina supone apenas el 13% del PIB, frente al 16% en México, el 34% de Perú, el 51% de Brasil o el 78% de Chile, por lo que en Santander Río se muestran optimistas con el ritmo al que puede crecer la financiación, que en el último año y solo en el caso de esta entidad lo ha hecho más del 40%. Descontado el efecto de la inflación, que subió un 24% en 2017, el volumen de créditos del banco ha crecido cerca del 20% y las previsiones sobre el futuro del negocio siguen siendo halagüeñas. La gran baza con la que cuentan los bancos en Argentina es que gran parte de la población está bancarizada.