Cuando un ser querido necesita cuidados especiales


Listin Diario                                                                                     12 de Febrero 2018

  • Cuando un ser querido necesita cuidados especiales
Noticias Relacionadas
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo
Enfermera con alrededor de 30 años de experiencia, Rosa De ”leo ha visto en su práctica profesional cómo muchos pacientes reciben el alta tras un proceso clínico largo y no se recuperan completamente porque sus parientes no poseen el conocimiento para manejarlos en casa.
“Todo lo que se hizo en el centro médico no tuvo el resultado deseado porque después por poca cosa volvía para atrás el paciente”, expresa De ”leo, fundadora de Sol y Luna Recovery Home.
Los fallos ocurren en asuntos aparentemente sencillos como la posición para la alimentación, la precisión en la administración de los medicamentos o las técnicas para mover al enfermo. 
Para el individuo que está en recuperación tras una cirugía o un internamiento largo, un buen cuidado tras el alta médica hace la diferencia. 
“De ello depende la recuperación”, afirma María Quintero, coordinadora médica y operativa de la agencia Ángeles Amigos.
Para el paciente terminal, al igual que los ancianos que ya no pueden valerse por sí mismos, una atención esmerada significa que disfrutarán de una mayor calidad de vida durante sus últimos días o años en esta tierra. 
“Todo es un proceso de adaptación y lo primordial es darle el amor y la atención necesaria para que sienta que no hay cambios en su vida. Es una etapa difícil en la cual la sensibilidad y el apoyo familiar y la atención que se le den pueden mejorar su calidad de vida”, expresa Quintero.
Adaptaciones en la casa
Tras una cirugía, una enfermedad crítica o cuando la edad de una persona limita algunas de sus capacidades, podría ser necesario hacer adaptaciones en la vivienda.
Estas transformaciones dependen de la condición de la persona. Individuos con problemas de movilidad (que han sufrido politraumatismo o perdido funciones a causa de la edad) requieren adecuaciones físicas. Estas irían desde despejar el espacio reduciendo el mobiliario al mínimo, eliminar alfombras o restringir la circulación de mascotas dentro de la vivienda. En algunos casos hay que acondicionar baños, mejorar la iluminación, adquirir camillas o mudar al paciente a un dormitorio en un primer piso para evitar el uso de escaleras.
Contratar a un cuidador
Emiliana Corona sabe de primera mano lo que significa preocuparse por un pariente que amerita soporte las 24 horas del día. Su madre, quien vivía sola y era muy independiente, sufrió una fractura de cadera. Tras una estadía de meses en casa de Corona y bajo el cuidado de tres enfermeras, la envejeciente quiso retornar a su hogar. Corona comenzó a buscar a algún personal que la acompañara y auxiliara, pero solo conseguía trabajadoras domésticas. 
“Tuve que adecuar su casa, buscar una cuidadora y entrenarla”, recuerda Corona, quien tras esta experiencia decidió fundar una agencia de cuidados a domicilio. 
Las entrevistadas coinciden en que, en la sociedad actual, el servicio de cuidadores es importante y tiene múltiples ventajas. A los parientes que no pueden abandonar el trabajo o los estudios les da la tranquilidad de saber que su ser querido recibirá la atención especial que necesita. 
Si se opta por tener un cuidador en la casa, no se desarraiga al familiar del seno del hogar ni de su entorno. “Si es un adulto mayor, en vez de llevarlo a un asilo o a una casa de cuidados, tú lo vas a mantener en su entorno”, manifiesta Corona.
En el caso de optar por una casa de cuidados, explica De ”leo, existe la ventaja de un menor costo y de que en el mismo lugar se le suministra al enfermo la alimentación (según sus requerimientos específicos), se cuida su higiene y se le administran los medicamentos.
¿Desventajas de contratar un cuidador? No todas las familias pueden pagarlo. O al menos no durante un largo período. Se trata de una labor especializada ofrecida por personal entrenado y no cuesta lo mismo que un servicio doméstico. 
El sistema de seguridad social dominicano, a diferencia de lo que ocurre en países desarrollados, no contempla este tipo de servicio.
Además, como señala De ”leo, no todo el mundo cuenta con los recursos para adquirir, en los casos en que resulte imprescindible, equipo médico especial como una cama de posición, oxígeno o colchón terapéutico.
Finalmente, las entrevistadas advierten que la existencia de un cuidador entrenado no implica que la familia se desentienda de su pariente. Son los miembros del hogar quienes en principio orientarán al cuidador respecto a los gustos, costumbres y necesidades de la persona dependiente.
Aunque el riesgo de abandono en estos casos, en opinión de Corona, no es muy elevado: “El que busca a un cuidador es una persona que está interesada en el bienestar de su pariente”.
EN CASA O FUERA DE ELLA
Sol y Luna Recovery Home (es-la.facebook.com/solylunarh/) brinda respuestas a personas que necesitan un proceso evolutivo de mejora tras una cirugía, un traumatismo, un trastorno cardiovascular y condiciones clínicas que ameritan recuperación funcional tras un largo período de inactividad. 
Cuenta con personal de enfermería y ofrece servicios tanto en la casa de recuperación como de cuidado a domicilio.
Su fundadora, Rosa De ”leo, tiene cerca de 30 años de experiencia como enfermera. 
A DOMICILIO
Ángeles Amigos cuenta con profesionales de enfermería, auxiliares de enfermería y cuidadores entrenados para acompañar a personas dependientes.
La institución (en Instagram @angelesamigosrd) dirige sus servicios a envejecientes, personas con discapacidad o con condiciones especiales, pacientes que han atravesado por una cirugía, traumas múltiples, pacientes en etapa terminal y cualquier individuo que necesite atención especializada en su propio hogar.