El amor les llegó por vía del taekwondo


Listin Diario                                                                                     14 de Febrero 2018

  • El amor les llegó por vía del taekwondo
    Daysi Montes de Oca, una prominente integrante de la selección de taekwondo, y Gabriel Mercedes se han compenetrado más allá del tátami.
Freddy Tapia
Santo Domingo
Las palabras de aliento y solidaridad recibidas por Daysi Montes de Oca en el momento más triste de su carrera, terminaron allanando el camino para la llegada de una relación amorosa que las miradas anticiparon. Luego de una excelente base de preparación realizada en Corea, ella fue a los Juegos Panamericanos de Guadalajara, México (2011), con la ilusión de traer una medalla.
La confianza, clave en la relación de Gaby y Daysi
La cubana Glenhis Hernández le ganó con un contundente 12-0 en el combate por la presea de bronce de los 67 kilogramos y se encargó de convertir el sueño de Daysi Montes de Oca en una pesadilla.
Fue entonces cuando recibió las palabras y toda la solidaridad de Gabriel Mercedes, quien acababa de conquistar el oro en los 58 kilos.
A ella le llamó la atención que Gaby se olvidara de celebrar y dar entrevistas para estar junto a ella en el difícil momento.
“Fue más o menos ahí, sí (risas)”, declara la espigada atleta santiagués sobre el momento que marcó el punto de cambio en la relación de amigos y compañeros que sostenía con el atleta olímpico más premiado de la República Dominicana.
“Primero éramos compañeros. Luego pareja de entrenamientos, pero a principio del 2011 fui notando un cambio diferente de él hacia mí, igual yo”, relata la hoy esposa de Mercedes, en cuya vitrina también hay mucho que mostrar: oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagüez 2010 y plata en los de Veracruz. A nivel juvenil obtuvo oro en el Panamericano juvenil 2007 en Daytona, así como en Panam Superior de Ponce (2008 y plata en Bolivia, 2012. Al final del pasado año alcanzó la chapa dorada en los Juegos Bolivarianos.
“En un momento en que se sintió muy contrariada, estuvimos dándole apoyo de compañero y empezamos a conocernos, a hablarnos de una forma diferente”, apunta él sobre el tono y color que fue tomando la relación entre ambos.
Meses después, ya en los albores del 2012 y en pleno amorío, el grupo fue invitado a salir de la Villa Olímpica de la avenida Las Américas y el laureado deportista monteplateño la convidó a mudarse con él en un apartamento que compró en esta Capital.
Gaby habló luego con los padres de Daysi, a quienes ya conocía y tras recibir el “sí” terminaron sellando la relación de pareja.
“Desde ahí hasta ahora, gracias a Dios, ha sido gratificante”, resalta la atleta de 26 años y quien mañana jueves partirá hacia Potosí, México, donde la selección nacional de taekwondo hará una base de entrenamiento de un mes con miras a los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.
“El hecho de tener una pareja que hizo el mismo deporte que yo hago, me da una tranquilidad inmensa porque comprende cuando estoy cansada, cuando mis ánimos están bajos”, resalta sobre Gaby, quien suele darle masajes y hasta ayudarla en los quehaceres del hogar al verla extenuada.
“La química de nosotros la ayuda,  la confianza que ha resurgido en que si yo sé que tiene que salir del país por un mes, lo entiendo. Ese es su trabajo”, subraya él medallista olímpico, quien se retiro en el 2016.
“De verdad que es una joven que ha cambiado mi vida. La cambió en el deporte porque traté de ser más disciplinado para que ella lo fuera y hoy como pareja, aparte del amor que me ha brindado, tenemos una amistad muy especial”. expresa Gaby, quien tiene tres hijos producto de dos relaciones anteriores.