El cambio climático amenaza el golf


Listin Diario                                                                                     14 de Febrero 2018

  • El cambio climático amenaza el golf
Félix Olivo
@FELIXOLIVO | @FIEBREDEGOLF
Hola Fiebruses. Todos somos conscientes de que el hombre hace cada día algo en detrimento del clima mundial. A diario vemos cómo las condiciones climáticas van cambiando, haciendo que las estaciones se hayan “vuelto locas”, y para muestra un botón: si se fijan, en gran parte del país llueve casi todos los días……y eso que estamos en pleno febrero! Como es natural el golf no escapa a esta “tendencia”, y con asombro recibimos la noticia de que el juego será sacudido por los efectos de los cambios climáticos, tras un reporte emitido la semana pasada que señala que los campos ubicados a orillas del mar podría ser afectados a corto plazo, incluyendo sedes de The Open Championship.
Largos inviernos y erosiones en las costas ligadas al cambio climático son una amenaza para el golf, de acuerdo al reporte de la “Coalición del Clima”. Según el estudio, el golf enfrenta una cantidad enorme de hoyos que no se podrán jugar, cierre de campos por duros inviernos y reducción de eventos por continuas e incesantes lluvias. Otra cosa es el aumento de los niveles del mar que podrían amenazar en unos años los campos ubicados en las costas.
Así que imaginen lo que sucedería en nuestro país con tantos campos ubicados sobre el mar y con los problemas de nuestra ubicación, en el mismo centro de la ruta de los huracanes.
De manera particular esto podría significar un impacto profundo para los 10 campos de la rotación de The Open Championship, con el Old Course de St. Andrews y el Royal Troon siendo señalados como amenazados, así como muchos campos que se ubican cerca de lagos y mares. La R&A mostró preocupación al respecto y emitirá su posición en unos meses, pero todos debemos estar atentos al clima, sus variaciones y su consecuencias. Ojalá se empiece a hacer algo y la humanidad tome conciencia para que no sigamos ofendiendo el único planeta que tenemos.
Mantengan la bola en el fairway!