Ensalada de garbanzos con sardinas y aliño de cebolla marinada


MSN                                                                                                 13 de Febrero 2018

Cuando no te sientes muy creativo y tienes que cocinar, recurrir a fuentes de inspiración de esas que nunca fallan es un recurso no solo digno, sino necesario. Ese libro del que siempre aprendes algo, aquella cuenta de Instagram de recetas sencillas y resultonas, un whatssappa tu tía Nuri o tu cocinero de referencia.

Cuando se me resisten las musas del mandil y la sartén suelo darme un garbeo por las últimas recetas de Ottolenghi. Que en El Comidista somos fans de este chef israelí: su manera de tratar las verduras y sus guiños constantes a Oriente Medio es algo que hemos contado por aquí tantas veces que ya va para turra. Así que esta vez me voy a cortar un poco y no os voy a recomendar que os compréis todos sus libros, preparéis sus platos y vendáis todo lo que tenéis para iros a comer a sus restaurantes.
Normalmente no suelo seguir sus recetas al pie de la letra, porque tiene una cierta tendencia a usar muchísimos ingredientes, pero esta vez me sorprendió con una bastante contenida, con unos huevos con la yema jugosita y un aliño de cebolla marinada en harissa que me hizo ojitos desde el primer momento. Aquí va mi versión, con un par de ajustes: tolerancia cero a la lechuga iceberg, que cambié por unas endivias, cuyo toque amargo va estupendo tanto con los garbanzos como con las sardinas. También me gustó el aliño de cebolla, aunque la harissa que tenía por casa era muy potente y me dejó un efecto labial a lo Carmen de Mairena (si sospecháis que la vuestra también puede ser muy picante, rebajadla con pimentón dulce).
Dificultad
Hay que saber abrir la lata de sardinas y el bote de garbanzos.
Ingredientes
Para 4 personas
  • Una cebolla roja
  • 4 huevos de gallinas felices
  • 400 g de garbanzos
  • Una lechuga hoja de roble
  • Una lata de sardinas en aceite
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • Un puñado de hojas de rúcula
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce (o harissa, o una mezcla de ambas)
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 4 cucharadas de aceite
  • Sal
  • Sésamo
  • Aceitunas al gusto
Preparación
  1. Mezclar en un bol el zumo de limón, el pimentón y sal al gusto. Mezclar bien, añadir el aceite y la cebolla cortada en tiritas. Dejar marinar al menos media hora.
  2. Hervir los huevos durante seis minutos, enfriar para que no se sigan cociendo. Escurrir las sardinas del aceite y, si los garbanzos son de bote, lavarlos un poco para que no queden pegajosos.
  3. Montar la ensalada con la lechuga, la rúcula y los garbanzos mezclados en la base, encima las sardinas rotas y los huevos abiertos por la mitad, con cuidado para que la yema no se desparrame.
  4. Aliñar con la cebolla y su vinagreta, las alcaparras, las aceitunas y un poco de sésamo.