Entornos virtuales de aprendizaje y desarrollo


Listin Diario                                                                                     13 de Febrero 2018

  • Entornos virtuales de aprendizaje y desarrollo
    Recomendación La especialista en el tema dice que las instituciones pueden poner a disposición las herramientas y capacitación necesarias, pero la intención del cambio debe venir de los docentes.
Santo Domingo
En las últimas décadas, el rol del docente ha ido evolucionado conjuntamente con el tipo de estudiantes recibido en las aulas, los estilos de aprendizaje que estos traen consigo y la concepción de educación asumida hoy día.
Con el objetivo de promover una visión innovadora de la enseñanza y crear un espacio para que los docentes puedan reforzar su formación en temas relevantes que impacten su labor magisterial, la Universidad Iberoamericana (Unibe), realizará su octava Jornada de Innovación Educativa Unibe.
Con el tema central ‘Entornos Virtuales de Aprendizaje y Desarrollo de Competencias’, el encuentro de este año contará con la participación especial de María Eloísa Pérez González, diseñadora instruccional y consultora en cursos en línea y en modalidad semipresencial. A propósito de su intervención en la referida jornada, la experta en el tema habla sobre el rol de la tecnología en la educación actual, el nuevo papel de los profesores e instituciones educativas y la necesidad de modificar su manera de enseñar para formar los profesionales que demandan los nuevos tiempos.
¿Cómo pueden las tecnologías facilitar la gestión pedagógica del docente en el aula y su relación con los estudiantes?
La tecnología es un medio, no es el fin y así debemos de verla, como una herramienta que nos facilita o apoya el aprendizaje. En este enfoque, el docente se convierte en un guía, en un mentor que se centra en el estudiante y en cómo puede ayudarle para mejorar su desempeño y desarrollar competencias. Bajo esta perspectiva, la tecnología y el mismo docente toman un rol distinto en la relación con el proceso de aprendizaje de los estudiantes. El estudiante se convierte en nuestro centro.
¿Qué deben tener en cuenta las instituciones de educación superior para superar sus retos con la integración de las tecnologías en el aula?
Desde mi experiencia, el principal obstáculo en la integración de las tecnologías en el aula es la actitud del docente, al no querer salirse de la caja para explorar nuevas posibilidades. Las instituciones pueden poner a disposición las herramientas y capacitación necesarias, pero la intención del cambio debe venir de los docentes.  
¿Cuáles son los principales desafíos que deben superar los docentes en su gestión pedagógica con sus estudiantes que son nativos digitales?
Prensky fue quien acuñó el término de nativo digital y en el ensayo que realizó en el 2001 afirma que parte del declive de la educación americana se debe a que los docentes no entienden las necesidades de los estudiantes modernos, ya que el nuevo estudiante piensa y procesa la información de manera diferente. Seguimos enseñando de manera tradicional, tal como fuimos educados nosotros. Las nuevas generaciones han crecido en un mundo diferente, de cambio constante, volátil, incierto, complejo y ambiguo en el que no hay tiempo para asimilar o integrar lo aprendido. Debemos cambiar nuestra forma de enseñar, pero no desde la perspectiva de que la tecnología solucionará esta situación, sino desde el enfoque de usarla como un medio que nos permita ayudar a los estudiantes a que desarrollen por sí mismos sus competencias y a que se involucren en su propio desarrollo.
¿Cómo ha evolucionado el rol del docente en los últimos años y cuáles son las habilidades que se requiere de ellos para garantizar un proceso de enseñanza-aprendizaje significativo y satisfactorio?
El profesor del siglo XXI ha dejado de ser el ‘gurú’ y el centro del aprendizaje. Ahora nuestro centro es el estudiante y, bajo este contexto, el docente toma un nuevo rol en el que se convierte en un guía del aprendizaje y en equipo realiza una serie de actividades orientadas a que el estudiante sea responsable de su propio aprendizaje. Este nuevo docente, más que entrenarse en el uso de la tecnología o en entornos digitales, que al final están en constante cambio y en corto tiempo se vuelven obsoletos, debe capacitarse para convertirse en un habilitador del aprendizaje. En el modelo Tec21 del Tecnológico de Monterrey nuestros profesores son inspiradores que guían, cuestionan y potencializan el desarrollo de los estudiantes.