Cambia la cara y la lucha por la libertad


Listin Diario                                                                              24 de Octubre 2018


  • Cambia la cara y la lucha por la libertad
    La recién electa presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), María Elvira Domínguez, durante la entrevista que concedió a la periodista Wendy Santana.
Wendy Santana
Salta, Argentina
La nueva presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) viene con un rostro de mujer, periodista aguerrida y administradora de medios independientes, pero sobre todo trae bajo la manga una nueva carta estratégica para poner fin a los atropellos contra la libertad de prensa y la libre difusión del pensamiento en países sin democracia.
Es de Cali, Colombia, un país democrático y que respeta, hasta los niveles tolerantes, el libre ejercicio del periodismo, los cuestionamientos, las investigaciones, las osadías de los reporteros y sus opiniones. No importa que se les vaya la “lengua” en algunos criterios que puedan entenderse ofensivos. Se acepta la libre expresión del pensamiento y las opiniones diferentes.
Ella es María Elvira Domínguez, una mujer con el corazón de acero ante las adversidades del ejercicio periodístico en la región latinoamericana, incluyendo a Norteamérica con Estados Unidos  y su amplia comunidad latina.
Dirige en Colombia el periódico El País, uno de los más emblemáticos, por su pluralidad, profesionalismo y defensor de la democracia y el respeto por la dignidad humana y la libre elección de acciones. También tiene a su cargo la gerencia administrativa como co-propietaria.
He aquí la entrevista exclusiva que nos concedió:
¿Qué significa este nuevo reto como Presidenta de la SIP?
Muy honrada con esta designación y nombramiento. Muy agradecida con las autoridades de la SIP. Llevo 10 años en la SIP y quiero confesarte que desde el primer día que llegué comencé a enamorarme de lo que es la SIP, lo que hace, la honestidad de los socios que la integran, las luchas, esa pasión... y ahora me han encargado esa gran dignidad que asumo con mucho honor y espero estar a la altura.
¿En esos 10 años qué has visto que se ha logrado en la SIP?
Mira. El papel de la SIP más que actuar contra los ataques con las decisiones, la censura, contra la prensa, el periodismo, la libertad de prensa..., es informar, es visibilizar lo que está sucediendo. Es solidarizarnos con aquellos países que están en problemas, como Venezuela, Nicaragua, Cuba, donde se han perdido las libertades. Cada día trae su aparte. La SIP se pronuncia, habla, rechaza y creo que cada día con mayor pasión porque  los problemas en esos países se tienen a agravar. Pero siempre vamos a estar ahí con ellos.
¿Qué tan importante es la solidaridad en este aspecto?
No solamente la SIP acompaña estos procesos tan letales. No solo  se solidariza. La SIP ha tenido grandes logros a través de su historia. Ha logrado denunciar y presionar para que los crímenes a los periodistas no queden impunes, para que no prescriban esos asesinatos, y para que haya iniciativas, procesos y programas de protección al oficio del periodismo.
En términos de capacitación y cambios tecnológicos, ¿qué hace la SIP?
¡Me  has dado en la vena del gusto!, porque yo entré a la SIP hace 10 años y desde ese momento comencé a presidir una comisión que se llamó Comisión de Desarrollo Estratégico, donde hicimos un ejercicio para mirar hacia donde la SIP debía ir evolucionando, pues las empresas que manejamos medios de comunicación estamos evolucionando, transformándonos y reinventándonos, y la SIP tiene que reinventarse también. Porque no tendría ningún sentido que nosotros cambiemos y la SIP no lo haga.
¿Esa transformación la vas a hacer en la nueva Presidencia de la SIP?
Pues sí. Ese proceso de planeación avanzó desde la comisión que presidíamos y de ahí quiero ahora darle curso. Implementar proyectos que van a generar mayor valor a los socios de la SIP, que son el corazón. Y otros proyectos que también van ayudar a ver ese gran reto que tiene la Sociedad Interamericana de Prensa de  éxito. Buenas prácticas de nuestros colegas y ver hacia dónde podemos ir en el negocio del periodismo en el futuro. Creo que hay materia prima interesante.
¿Cuál podríamos decir que será el fuerte de esta gestión tuya?
La nota diferente podríamos decir que, porque soy mujer y hace tiempo que no había una mujer en la SIP. Pero no pienso mucho en eso. Quiero acompañar fuertemente a esos países donde se han acabado las libertades. Sobre  mi perfil, soy administradora de empresas, yo diría que en este año podremos avanzar un  poco más rápido en la SIP en estos proyectos de transformación, pero siempre acompañando, que es el corazón y la razón de ser de la SIP,  y defender la libertad de prensa en el hemisferio. Espero estar a la altura de los ex presidentes de la SIP que han hecho una labor maravillosa, unas luchas increíbles. Espero durante este año que me corresponde, estar a la altura de mis responsabilidades.