Carlos Marx y los Tigres del Licey


Diario Libre                                                                            29 de Octubre 2018


Un rayo no cae dos veces en la misma palma. Al jugarse el 20% de los partidos del torneo Vladimir Guerrero, el Licey tiene idéntico récord 2-8 que en la pasada campaña en los primeros 10 desafíos.
Dice la sabiduría popular que segundas partes nunca son buenas. Algo que Carlos Marx tenía bien claro, tal como lo muestra al inicio de su libro ‘El 18 brumario de Luis Bonaparte’.
“Friedrich Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como una falsa”.
Este postulado le cae como anillo al dedo a los Tigres de Licey, donde la racha de adversidad se ha cebado: Pobre bateo, mala defensa y lesiones. Últimos en bateo colectivo, .176; carreras anotadas, 21 y en errores, 18.
Sostengo y mantengo que el equipo que el 15 de noviembre esté jugando para .400 no clasifica al round robin.
A los seguidores del Licey encabezado por Matilde Dargam, recuerden que cuando es el destino que usa su flagelo sin piedad, hay que tener fibras para resistir sonriendo mientras pasa la tormenta.
Un día como hoy: 1967, los Tigres de Licey y las Estrellas Orientales empataron a cero carreras en 18 episodios, en el juego inaugural más largo en la historia de la pelota invernal, al ponerse en marcha el torneo 1967-68. El árbitro principal Robert Smith suspendió las acciones debido a que las bases del campeonato estipulaban que la hora tope para jugar era hasta 12:00 de la noche.
1983, Juan Delfino “Bragañita” García, excelente segunda base defensivo, murió un día como hoy en Moca, a los 70 años.
1985, Bret Saberhagen dio de comer en la mano a los Cardenales de San Luis para blanquearlos 11x0 y los Reales de Kansas City ganaron el séptimo juego de la Serie Mundial para llevarse su primer banderín. Kansas City completó la hazaña al levantarse de un déficit de 1-3.
Usted es viejo o vieja de verdad: Si en el “Café Lindbergh” de Meng el Chino, probó el plato de jonrón, pavo relleno a lo Joshua Gibson”...Si el “Día de Reyes” le daban un paseo por el trencito del zoológico de La Bolívar...Si recuerda que en el Km5, donde está el hotel Santo Domingo, había un campo de polo y caballos de paso fino, y de tarde Porfirio Rubirosa y su esposa Odile Rodin daban exhibición de buen jinete y hermosa amazona...Si vivió el revuelo que causó la señora Filomena Trinidad, cuando dijo en San Pedro de Macorís que “Bobby Capó es mi hijo”...Si visitó el hotel “Generalísimo” en El Conde esquina Hostos, usted es viejo de verdad...Por hoy me voy...Porque esto si es difícil Talúa
.