Líder mundial en cesáreas


Listin Diario                                                                              17 de Octubre 2018

La cesárea es una cirugía que solo se recomienda cuando una madre no puede dar a luz de manera normal, pero en nuestro país esa práctica ha alcanzado niveles epidémicos pese a los múltiples riesgos que implica para la vida de las parturientas y de sus criaturas.
Somos ahora mismo el líder mundial en cesáreas, con un 58.1 por ciento, cuando la tasa aceptable es apenas de 10 por ciento, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud.
Los datos más recientes indican que el 87 por ciento de esos partos se realizan en clínicas del sector privado, contra el 46 por ciento en hospitales públicos.
Como quiera que sea, son altas en ambos casos, porque no obedecen generalmente a una razón imperativa e inevitable, como la que plantearía una situación de emergencia si la paciente presenta complicaciones, como hemorragias o posición anormal del bebé, para evitar que muera en el vientre.
La epidemia viene dada, según el secretario general de la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología, César López Núñez, porque el propio sistema de la seguridad social incentiva las cesáreas, ya que le resulta más económico pagar por un solo procedimiento que por otro que implique mayores horas de trabajo para el cirujano ginecológico.
Esto es lo más absurdo, porque fomentar la vía rápida de los partos solo porque representan mejores honorarios para los médicos y menos tiempo de procedimiento, implica aumentar los riesgos de que las parturientas se expongan a posteriores sufrimientos, incluyendo la muerte, y a sus criaturas por igual.
Por eso es que siguen siendo tan altas las tasas de mortalidad materna y neonatal en el país, de 106 por 100,000 nacidos vivos como es ahora, en el caso de las madres, y de 26 por 100,000 nacidos vivos, para el caso de los bebés.
Es deber del Estado enfrentar de forma sistemática esta epidemia de cesáreas, a sabiendas de que obedecen más a un negocio y a un facilismo profesional que a una irrenunciable alternativa para salvar la vida de las madres y sus criaturas, en el momento cumbre del parto.